La pereza te enfermará y te matará si la dejas :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

La pereza te enfermará y te matará si la dejas

Es apenas evidente que la pereza te puede matar, lo vemos todos los días, los cementerios se llenan de victimas de este pecado, disfrazado de diversas maneras, el resultado es el mismo.

Existen varias maneras de morir y vamos a encontrar varios tipos de muerte relacionados directa o indirectamente con el pecado de la pereza.

Pro 21:25  El deseo del perezoso le mata, porque sus manos no quieren trabajar.

Muerte por enfermedad

Es la mas obvia, la un aspecto de la pereza moderna tiene un nombre interesante, sedentarismo, que es la falta de actividad física, nos excusamos en nuestro ritmo de vida atareado, nuestra falta de disciplina para no cuidar el cuerpo que Dios nos dio, el resultado es obesidad, debilitamiento óseo, cansancio inmediato, problemas de colesterol, dolores de espalda, propensión a hernias, debilidad y perdida muscular,  la calidad de vida y el animo en general disminuyen.

El sedentarismo propicia los desgarros musculares, problemas hormonales con la consiguiente menopausia o andropausia prematuras, dolores frecuentes, vejez prematura, depresión.

Las enfermedades que se generan por problemas alimenticios, sobrepeso, sedentarismo y otros factores de riesgo, son la principal causa de fallecimiento en los hombres de 20 a 54 años de edad, generando hasta el 57 por ciento de las muertes registradas en un año según el diario El Milenio de México. A mayor sedentarismo, mayor pereza, ganas de moverse siquiera esto genera un círculo vicioso del que es muy difícil salir.

La calidad de vida menguará notablemente. Ya sabemos que nos vamos a morir, pero otra cosa es que nos apliquemos nosotros mismos la condena de la muerte lenta.

Delitos y muerte violenta

La relación es clara, si una persona es perezosa el resultado es la necesidad, los sueños y anhelos que no se pueden satisfacer como no somos capaces de resolverlo trabajando la opción mas fácil es robar o vivir de los demás.

En el caso de los hombres nos dedicamos a gorronear en el trabajo, y por nuestra actitud pasamos de trabajo en trabajo y cuando viene la necesidad, la presión por las necesidades de la familia o las propias el perezoso toma la decisión de delinquir, si uno va a una cárcel cualquiera encontrará que la mayoría de las personas han llegado hasta allí como resultado de su incapacidad para trabajar, un estilo de vida donde la pereza en la nota principal.

En le caso de las mujeres el giro es mismo, una señorita perezosa tiene pocas opciones en la vida, buscar un marido que la mantenga o vivir de sus padres.

Si uno visita un prostíbulo, encontrará que la mayoría de damas de la vida fácil no están allí por elección propia, fueron forzadas por la necesidad, por problemas sentimentales pero principalmente porque nunca aprendieron a ganarse la vida, la mujer por naturaleza no escogerá venderse si puede subsistir de otra forma.

El resultado es que el medio donde se desenvuelve el perezoso es mucho más peligroso, mas expuesto a la violencia, a los vicios como el alcohol y las drogas y finalmente el riesgo de morir por muerte violenta.

Muerte Espiritual

Los antiguos le pusieron un nombre especial a la pereza por los asuntos de Dios, la llamaron acedia y el resultado es la pereza por orar, por leer la Biblia, por ayunar, por asistir a una reunión, para compartir tu fe con otros, etc.

Es increíble el nivel de pereza al que uno puede llegar en los asuntos de Dios, la impuntualidad es uno de los malos hábitos derivados de la pereza , muy común en Ecuador, al punto que tenemos  algo llamado hora ecuatoriana, la costumbre de llegar tarde a cuanto compromiso tengamos, incluyendo nuestras citas con Dios, empieza por llegar unos minutos tarde con la excusa que las reuniones empiezan atrasadas, luego llegamos un poco mas tarde, en medio del os cantos y la música a Dios, es muy raro en ecuador que cualquier reunión empiece con más del 30 por ciento de los asistentes, y finalmente cuando nuestro corazón se ha acostumbrado empezamos a llegar solamente al momento de las charlas…

Yo fui un poco más allá, una vez llegue a la reunión cuando ya todo había terminado y todos se habían retirado, desanimado me regresaba a mi casa cuando Dios mismo puso un pensamiento en mi mente y en mi corazón: “si yo hubiese regresado en esta hora por mi pueblo tu no habrías partido conmigo, te hubieses quedado aquí porque no estuviste en el lugar donde debías estar en el momento en que debías hacerlo”, en otras palabras me hubiese quedado en el rapto de la iglesia, por perezoso y atrasado.

La pereza espiritual da como resultado vagos, ladrones, vividores  espirituales, que viven buscando un predicador carismático, una palabra de Dios del profeta de turno, alguien que les imponga las manos para poder vivir una espiritualidad prestada, porque tienen pereza de buscar a Dios por si mismos, si persistimos en eso, tenemos nuestros días contados como cristianos y el Señor nunca podrá usarnos para establecer su Reino en la Tierra.

Apocalipsis 3:15-16 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ! Ojala fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

Dios conoce mis obras. Perturbador pensamiento, no está diciendo que conoce mi corazón, tampoco dice que conoce mi fe, ni mis sentimientos, ni mi pasión, dice claramente “Yo conozco tus obras”,  el resultado de la pereza espiritual siempre será la tibieza, nadie puede ser un cristiano apasionado y no hacer obras apasionadas, si las hacemos de mala manera esto afectará nuestra pasión y nuestra fe.

Podría parafrasearse en este contexto:

“Por cuanto eres perezoso y no diligente  te vomitaré de mi boca”

 

Comments are closed.