La pereza nos endeuda y nos roba los recursos :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

La pereza nos endeuda y nos roba los recursos


Actualmente el tema de la deuda y el nivel de endeudamiento de la población más allá de sus posibilidades de pago están de moda, los gobiernos y las economías están enfermas,  enfermas de prestar con facilidades impensables en otra época a personas que no quieren reconocer cual es su capacidad de endeudamiento y como avestruces hunden sus cabezas en los medios de comunicación, “lleve ahora, pague después”, “crédito a 3 meses, sin intereses”, “significa “endéudate ahora, después ves como pagas”.

Pro 6:6  “Mira la hormiga,  perezoso,  observa sus caminos y sé sabio: Ella,  sin tener capitán,  gobernador ni señor, prepara en el verano su comida, recoge en el tiempo de la siega su sustento.

Perezoso,  ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás del sueño? Un poco de sueño,  dormitar otro poco, y otro poco descansar mano sobre mano: así te llegará la miseria como un vagabundo,  la pobreza como un hombre armado.

Pregunto yo: ¿Qué es más barato, comprar en efectivo o a crédito? Claro, en efectivo, pero ¿cuánto cuesta el interés?, hasta las matemáticas nos mienten en estos casos, pensemos en un crédito de 10000 dólares, si alguien nos dice que el banco nos presta al 8% anual, la idea es que vamos a pagar en total 10000 dólares de capital y 800 dólares de intereses, pero el pequeño detalle es que el interés es por cada año de préstamo y los intereses se calculan sobre intereses, el resultado es que por los mismos 10000 dólares terminamos pagando 4000 de intereses a 12 años.

O sea que lo que nos costaba 10000, llego a costarnos 14000, ¿Por qué tanta diferencia?

Qué es mejor, ¿ahorrar $10000 en cuotas de $100 durante 7 años o pagar 14000 en cuotas de $100 durante 12 años?

Que es más fácil ¿ahorrar $10000 en cuotas de $70 por 12 años o pagar $14000 cuotas $120 por 12 años?

La única diferencia es cuando empiezo, pero existe una fuerza interior que se rebela a lo lógico, a lo bueno, a lo sabio, se llama pecado y en este caso se manifiesta como pereza y falta de voluntad.

Porque el perezoso, no trabaja cuando debe y no recoge lo que necesita para su futuro, solo se fija en el ahora, estoy seguro que esto no es ninguna revelación, todos sabemos esto, el problema es que no lo practicamos, la gran mayoría de personas que conozco no tienen ahorros sino deudas.

¿Cómo es que un bicho casi sin cerebro como la hormiga resulta más inteligente que nosotros?

Fácil, una cosa es inteligencia y otra cosa es sabiduría, y Dios nos muestra su sabiduría en todas las cosas, en la creación completa, la sabiduría nos grita, nos llama, pero esta generación no la puede oír a causa del ruido de las ofertas y la soberbia de nuestro propio corazón.

El proverbio no nos habla de mucho, simplemente un poquito de pereza, un calorcito de la tarde después del almuerzo, un poquito de conversación con el compañero de la oficina y veras venir la miseria, un partidito de la Champions en horario de trabajo y la pobreza como un hombre armado, no se necesita mucho, solo un poquito y la maldición de la pobreza llegará, y un hombre armado y fuerte llamado pobreza vendrá a matarte a ti y a toda tu familia.

Comments are closed.