Saúl consulta a los muertos :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

Saúl consulta a los muertos

espiritismo, fantasmas, mediums, adivinos

Este pasaje es muy controvertido, tiene 2 puntos de vista diferentes, el primero es que efectivamente fue el espíritu de Samuel el que apareció, el segundo punto de vista es que fue un espíritu maligno el cual se le apareció a Saúl disfrazado de Samuel.

1 Samuel 28:6-20. Y consultó Saúl a Jehová; pero Jehová no le respondió ni por sueños, ni por Urim, ni por profetas.

Entonces Saúl dijo a sus criados: Buscadme una mujer que tenga espíritu de adivinación, para que yo vaya a ella y por medio de ella pregunte.

Y sus criados le respondieron: He aquí hay una mujer en Endor que tiene espíritu de adivinación.

Y se disfrazó Saúl, y se puso otros vestidos, y se fue con dos hombres, y vinieron a aquella mujer de noche; y él dijo: Yo te ruego que me adivines por el espíritu de adivinación, y me hagas subir a quien yo te dijere.

Y la mujer le dijo: He aquí tú sabes lo que Saúl ha hecho, cómo ha cortado de la tierra a los evocadores y a los adivinos. ¿Por qué, pues, pones tropiezo a mi vida, para hacerme morir?

Entonces Saúl le juró por Jehová, diciendo: Vive Jehová, que ningún mal te vendrá por esto. La mujer entonces dijo: ¿A quién te haré venir? Y él respondió: Hazme venir a Samuel.

Y viendo la mujer a Samuel, clamó en alta voz, y habló aquella mujer a Saúl, diciendo: ¿Por qué me has engañado? pues tú eres Saúl.

Y el rey le dijo: No temas. ¿Qué has visto? Y la mujer respondió a Saúl: He visto dioses que suben de la tierra.

El le dijo: ¿Cuál es su forma?

Y ella respondió: Un hombre anciano viene, cubierto de un manto.

Saúl entonces entendió que era Samuel, y humillando el rostro a tierra, hizo gran reverencia.

Y Samuel dijo a Saúl: ¿Por qué me has inquietado haciéndome venir?

Y Saúl respondió: Estoy muy angustiado, pues los filisteos pelean contra mí, y Dios se ha apartado de mí, y no me responde más, ni por medio de profetas ni por sueños; por esto te he llamado, para que me declares lo que tengo que hacer.

Entonces Samuel dijo: ¿Y para qué me preguntas a mí, si Jehová se ha apartado de ti y es tu enemigo? Jehová te ha hecho como dijo por medio de mí; pues Jehová ha quitado el reino de tu mano, y lo ha dado a tu compañero, David. Como tú no obedeciste a la voz de Jehová, ni cumpliste el ardor de su ira contra Amalec, por eso Jehová te ha hecho esto hoy. Y Jehová entregará a Israel también contigo en manos de los filisteos; y mañana estaréis conmigo, tú y tus hijos; y Jehová entregará también al ejército de Israel en mano de los filisteos.

Entonces Saúl cayó en tierra cuan grande era, y tuvo gran temor por las palabras de Samuel; y estaba sin fuerzas, porque en todo aquel día y aquella noche no había comido pan.

 

En el primer caso la inferencia es que si es posible consultar, comunicarse, invocar a los muertos, claro, esto seria violando la prohibición dada por Dios a su pueblo, efectivamente el hombre puede hacer cosas que violen los mandamientos y prohibiciones de Dios, las preguntas que quedan pendientes en este caso son:

¿Pueden lo seres humanos traer, llamar, sacar al espíritu de un muerto del lugar donde esta?, ¿Puede el espíritu de un muerto salir del lugar de donde está y venir a comunicarse con los hombres?

Notemos en el texto que Saúl hizo buscar a una mujer con espíritu de adivinación, los criados sabían donde había una persona con espíritu de adivinación y cuando Saúl consulta a la mujer le dice que adivine, y por el espíritu de adivinación haga subir a Samuel.

La  adivinación es una hipotética habilidad de quienes afirman poder predecir hechos venideros por sí mismos o mediante el uso de sortilegios. Es el poder conocer algo sin tener la información.

El texto puede interpretarse como si el espíritu humano de la mujer tenía esta habilidad de adivinar o también puede interpretarse como si otro espíritu no humano estuviese dentro de la mujer revelándole información desconocida.

También el pasaje muestra que tanto Saúl como la mujer conocían la prohibición de comunicarse con los muertos y adivinar, puesto que el mismo Saúl la había castigado y erradicado de Israel.

Encontramos la palabra evocación tanto en el texto de Levitico como en el pasaje de Samuel, ¿Qué es evocar?, es, mediante la vocalización, el uso de las palabras, la adivinación del futuro mediante la consulta a los muertos, sus espíritus o cadáveres. El termino evocación tiene raíz en la palabra vocal, que viene de boca, esto es que el acto de evocación se realizaba mediante palabras, o a través de la boca.

Nótese que en todo el pasaje Saúl no habla nunca directamente con Samuel, no lo ve, la única que lo ve es la mujer de Endor, así que ella describe lo que ve e interpreta con su voz las palabras que escucha. Nunca Saúl ve o escucha por si mismo a Samuel.

La mujer describe lo que ve como dioses subiendo de la tierra, notemos que habla en plural, es decir ve varios entes a los que llama dioses salir de la tierra, luego describe a un anciano con un manto, es decir que en dicha reunión si lo que la mujer vio era real, había mas individuos que los que a simple vista uno piensa, estaban Saúl, la mujer de Endor, el posible espíritu de adivinación en posesión de la mujer, el espíritu que presumiblemente era de Samuel y otro espíritu más. Es decir mínimo 5 entes o personalidades.

Falta considerar a alguien más, al narrador de la historia, aunque se acepta que la mayor parte del libro de Samuel fue escrito por el propio Samuel, es imposible que el redactase este pasaje por cuanto estaba muerto, también resulta poco probable que Saúl fuese el narrador que contó estos sucesos a alguien más, por cuanto él mismo estaba en gran angustia y al siguiente día falleció, la otra opción es que el narrador fuera la mujer de Endor, quien contó este relato, a su manera al alguien más o directamente a Natán o Gad, posibles redactores y escribas de esta historia, la otra opción es que alguno de los criados que acompañaban a Saúl fuera quien narró originalmente la historia.

Saúl da por hecho, deduce a partir de la descripción de la mujer que el anciano que ella ha visto es Samuel, y se humilla, se postra, aun sabiendo que no debía hacerse inclinación ni reverencia de esa manera a ningún hombre o imagen, aun a los profetas de Dios. Entonces se desarrolla el dialogo, entre las palabras de la mujer de Endor y Saúl.

Saúl explica su situación, se enfrenta a una gran batalla y sabia que Dios ya no estaba con él, ya aunque había tratado de comunicarse con Él, Dios no le había respondido por los caminos con que Dios normalmente hablaba a los hombres de ese tiempo.

Saúl reconoce que Dios ya no estaba con el, ya no estaba a su favor, y así, tal como Saúl vivió, sin depender de Dios, solo de hombre, así se encontró en esta situación, contando solo con la fuerza del hombre, esto lo afirman las palabras de la presunta visión de Samuel “Jehová es tu enemigo”

Las palabras de la mujer de Endor, atribuidas a Samuel dan la descripción exacta de lo que sucedería, y por eso se atribuyen a Samuel, pero ¿verdaderamente eran de Samuel?, ¿no es posible que la mujer de Endor no supiera por otros medios lo que sucedería?

Se presumen 4 respuestas a esta pregunta ¿Cómo supo la mujer lo que sucedería?

 

  • La primera vía es que efectivamente el espíritu de Samuel hablara
  • La segunda es que los espíritus que vio la mujer no fueran de Samuel, de hecho, uno de los espíritus no lo era, y que las palabras vinieran de un espíritu demoniaco, y los demonios sabían 2 cosas, que Jehová estaba contra Saúl y que el poderío bélico de los filisteos era mayor que el del pueblo de Israel.
  • La tercera es que el espíritu de adivinación de la mujer pudiera haber visto el futuro y lo predijo.
  • La cuarta es que la mujer por deducción lógica supiera cual iba a ser el desenlace de la batalla. Este punto puede basarse en que la mujer conocía la situación que había en Gilboa, puesto que el viaje de ambos ejércitos, tanto el de los filisteos como el de los israelitas había durado semanas y todos los pueblos aledaños sabían las magnitudes y fuerzas de los ejércitos, dando por sentado quien seria el ganador. Además era de conocimiento publico que Jehová había abandonado a Saúl por la desobediencia en la batalla contra Amalec y por ultimo ambos, tanto Saúl como la mujer sabían que lo que estaban haciendo tratando de consultar a los muertos era una actividad aborrecida por Dios y que solo podía traer un desenlace, la muerte de Saúl y la derrota de Israel.

Todas estas deducciones nos muestran que lo más probable es que no fuese Samuel quien habló con Saúl sino espíritus engañadores o una adivina muy inteligente, que a final de cuentas es la única que dijo ver a Samuel.

Comments are closed.