David, profeta :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

David, profeta

david-profeta-profecia-jesus-escrituras-biblia-secretos

Hay misterios y cosas aparentemente inexplicables en la vida de Jesús, cosas que algunos tuercen sin saber de lo que hablan, una de ellas es donde aprendió Jesús todo lo que sabia, de donde vino tal sabiduría, algunos dicen que el fue a vivir con los escenios, otros que viajó a la india, a Asia, otros dicen que fue instruido en las pirámides, hay quien afirma que fue educado por extraterrestres, etc.

Hechos 2:30-32 Reina-Valera 1995 (RVR1995)

Pero siendo profeta, y sabiendo que con juramento Dios le había jurado que de su descendencia en cuanto a la carne levantaría al Cristo para que se sentara en su trono, viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades ni su carne vio corrupción. A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos.

Hay todo tipo de teorías, pero la única real es que Jesús de Nazaret, hijo de María y de José el carpintero aprendió su camino por un medio principal, las Escrituras, como todo niño judío, asistió a las sinagogas y tuvo tutores, rabinos, una prueba de esto es que el 99 por ciento de sus hechos y milagros tienen una imagen profética previa en las Escrituras, es decir que alguien mas lo había hecho ya o lo había profetizado antes.

¿Entonces porque todos los que leen las escrituras no hicieron lo mismo que Él?, ¿Por qué esa sabiduría no la tuvo nadie?, creo que es porque por el-pecado-que-vive-en-nosotros tenemos los sentidos embotados, aun oyendo no oímos, aun viendo no vemos, de allí viene la frase “el que tenga oídos que oiga”. Pero en esto Jesús fue diferente a todo ser humano excepto Adán, fue concebido en el vientre e su madre sin pecado, directamente por el Espíritu Santo, en esto Él tuvo una ventaja sobre todos los hombres excepto Adán quien también fue perfecto en sus inicios, entonces, un ser humano perfecto, con una mente pura y perfecta era capaz de comprender las escrituras a un nivel que el resto de los hombres les era imposible…

Un ejemplo de esto es el dialogo que tiene Jesús resucitado con los caminantes que se dirigían a Emaus, ellos no comprendían la cruz, entonces el Señor les “abre” las Escrituras, para que entiendan:

Luc 24:25-27  Entonces Jesús les dijo: ¡Oh insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera todas estas cosas y entrara en su gloria? Y comenzando por Moisés y continuando con todos los profetas, les explicó lo referente a El en todas las Escrituras.

Luc 24:32  Y se dijeron el uno al otro: ¿No ardía nuestro corazón dentro de nosotros mientras nos hablaba en el camino, cuando nos abría las Escrituras?

Este dialogo es realmente misterioso, ¿Cuándo Moisés hablo del Cristo?, ¿Todos los profetas hablaron de Jesús?, ¿estaba escrito y descrito TODO lo que vivió el Mesías?

Si es así, ¿porque no buscamos esa información?, si lo hiciéramos conoceríamos a nuestro Salvador de una manera mayor, y con la gracia de Dios podríamos aprender lo que Él a prendió y actuar como Él actuó…

David fue un profeta, esta escrito eso, y dice que David “vio” la muerte y la resurrección de Jesús, el mismo Jesús testifica que Abraham vio su día y se alegró, y cada profeta tuvo una suerte de conocimiento acerca de la vida de Jesús, cada acto de la vida de un profeta bíblico es una profecía, es más, me atrevería a decir que no hubo profeta que no haya tenido una conexión y revelación con el Carpintero de Nazaret, ni antes ni ahora, y ninguna escritura o libro de la Biblia está desligado de Él:

Juan 5:39 Reina Valera (1909) Escudriñad las Escrituras, porque á vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí.

Ahora, nosotros tenemos una ventaja respecto a los escribas o fariseos de los tiempos de Jesús, tenemos en nosotros al autor e interprete perfecto de las Escrituras, aquel que inspiró a los profetas es todos sus escritos, el Espíritu Santo, y el ha venido a nosotros a “abrirnos” las Escrituras, con tal que se lo permitamos:

Juan 16:14 “El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber”.

Así que voy a dedicar tiempo a que se me abran las Escrituras, porque allí esta escrita la vida de Nuestro Salvador, allí está la fuente de su poder, la guía de sus actos y me atrevo a decir que allí está escrita también mi vida y la vida de cada uno de los que han puesto su confianza en Cristo…

Organizando las ideas:

  1. Toda la Biblia es una palabra profética, inclusive los hechos y las situaciones
  2. Jesús aprendió todo lo que sabia a través de la lectura de las Escrituras
  3. Jesús podía comprender y entender lo escrito perfectamente porque tenia una mente sin pecado
  4. Los fariseos, escribas y en general todo hombre natural no entiende la Biblia por causa del pecado que hay en su mente
  5. Los que creemos en Jesús podemos comprender las Escrituras por que el Espíritu Santo las interpreta correctamente, siempre como parte del Cuerpo de Cristo, no solos.
  6. Las Escrituras enteras, cada porción de ellas, tienen relación profética con la vida de Nuestro Señor Jesucristo.
  7. Podemos conocer todo lo referente a Jesucristo a través de las Escrituras, presente, pasado y futuro.
  8. Las Escrituras enteras, cada porción de ellas, tienen relación profética a través del significado que el Espíritu Santo les da con nuestras propias vidas.
  9. Podemos conocer todo lo referente a nuestras propias vidas a través de las Escrituras, presente, pasado y futuro.

Comments are closed.