La parábola del Padre y el Restaurante :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

La parábola del Padre y el Restaurante

glotones-hijos-ingratos-abusivos-padre-abandonado-parabola-restaurante-quito-ecuador

Un hombre de la tercera edad tenia un restaurante en el centro de la ciudad. Este hombre tenia varios hijos, los cuales vivían en sus respectivas casas…

Este hombre anhelaba pasar tiempo con sus hijos, así que los invitaba a desayunar muy temprano cada miércoles, para no interrumpir sus actividades.

El padre se levantaba cada miércoles muy temprano y preparaba un delicioso desayuno, pero cada miércoles invariablemente faltaban sus hijos, esto entristecía mucho al padre, sobre todo porque sus hijos venían cada noche, cuando el restaurante estaba abierto y había mucha gente, comían toda la comida que pudiesen y aun entraban a la cocina y se llevaban los víveres a su casa, apenas saludaban a su padre que estaba atendiendo a los clientes del restaurante.

Al ver esta actitud abusiva e interesada, el padre se entristeció tanto que dejo de estar presente a la hora que venían sus hijos por la noche, dio ordenes a sus empleados que dieran a sus hijos toda la comida que quisiesen pero que cada vez que vinieran les recordaran la invitación a desayunar cada miércoles en la mañana.

El padre continua preparando un desayuno intimo para sus hijos cada miércoles en la mañana con la esperanza que algún día lo extrañen y lo visiten.

El que tenga oídos que oiga.

Interpretación de la Parábola del Padre y el Restaurante

Como toda parábola de Jesús donde hay un padre, este  representa a nuestro Padre Celestial, a Dios, el restaurante representa el edificio o local donde se reúne una congregación, allí llegan muchas personas, algunas creen, otras todavía no, otras están en el proceso de ser hechos hijos de Dios, en fin viene mucha gente.

A veces vemos la iglesia como un restaurante donde vamos a alimentarnos porque lo necesitamos, y lamentablemente, como en cualquier restaurante, la intimidad queda muy restringida, porque hay muchas personas, y menos si el que desea reunirse íntimamente con sus hijos es el dueño del restaurante, de la misma manera a veces entre tanta actividad en una iglesia, tantas personas, no se puede tener una intimidad completa con Dios, con Jesús, no existe libertad para conversar, para escucharlo o simplemente estar con él.

Dios sabe de esto y así como el padre de los hijos, Dios establece tiempos de intimidad con Él, primeramente en el lugar secreto, en nuestro tiempo devocional, donde mas que pedir El quiere compartir un tiempo a solas con sus hijos, pero nosotros entre tantas actividades y prisas solamente asistimos a la iglesia para alimentarnos, para llenar una necesidad, mas en nuestro corazón nos olvidamos de buscar el cariño, la ternura de nuestro Dios…

A veces incluso nos portamos groseros o abusivos, vamos a buscar la música, predica tras predica, sin ponerla en practica, sermón tras sermón, solo porque es agradable y nos volvemos glotones espirituales, gordos de tanta Palabra, pero parcos para practicarla y parcos para estar en intimidad con Él.

Así que como el padre de la historia, Dios manda su Palabra, envía siervos, ministros, predicadores con alimento espiritual para sus hijos, pero El se retira triste, porque sabe que no están allí por El, solo por lo que pueden recibir.

La prueba de esto es que existen congregaciones que se llenan de todo congreso, de todo seminario que se realiza, y la gente acude, va a convenciones, llega con animo a escuchar al predicador de turno, mas los días de intimidad establecidos en las congregaciones, los días de ayuno, los días de intersecion, los tiempos de oración, están vacíos, no vienen sino unos pocos jóvenes, unas pocas abuelitas, y la verdad es que Dios nos aguarda en eso tiempos aun más que en los otros…

Isaias 29:13 Dice pues el Señor: Porque este pueblo se me acerca con su boca, y con sus labios me honra, mas su corazón alejó de mí, y su temor para conmigo fue enseñado por mandamiento de hombres

¿Como esta mi tiempo devocional con Dios?, ¿Cuanto de lo que escucho en la iglesia lo pongo en practica?, ¿me interesa mas recibir y aprender, que la intimidad con Dios?

 

One Response

  1. David says:

    ago27lita hola soy lita anoche vi el praorgma como todas las noches y me solidarizo con la abuela ala cual no permiten ver asus nietos, me uno a ella para la que la justicia sea justa y se de cuenta que necesitamos de su amor y brindarles lo mismo.yo perdi ami hija y mi nieto es la fuerza y la vida por la cual dia a dia me recupero y salgo adelante.muy bueno su praorgma.FELICITACIONES