Sigueme :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

Sigueme

sigueme, llamado, Dios, servicio, Jesus

Lucas 5:27  Después de esto, Jesús salió y se fijó en un recaudador de impuestos llamado Leví (Mateo), sentado en la oficina de los tributos, y le dijo: “Sígueme.” Y él, dejándolo todo, se levantó y Lo seguía.

He visto que en servirle a Dios, seguir a Jesús existen 2 tipos de obstáculos que nos impiden seguirle como El quiere que lo hagamos.

Por ejemplo, cuando alguien nos encarga una tarea simple, como llenar un informe o visitar a una persona y no lo hacemos, cuando nos piden cuentas de la tarea encargada la respuesta mas común es: “Me olvide”, “No me contestó”, “Ya mismo lo hago”, “No pude por que se me presento este problema”, etc.

Lo que no nos damos cuenta es que tras cada tarea, cada invitación a una reunión, esta la voz del mismo Señor Jesucristo tocando a nuestro corazón y diciendo: SIGUEME

Es muy triste pero no respondemos de igual manera si nos pide un favor un líder cualquiera o nos pide un favor el Pastor, hacemos diferencia, y al uno menos preciamos y al otro aunque no tengamos ganas de hacerlo lo hacemos, pero en ambos casos la misma voz nos dice: SIGUEME

Los dos tipos de obstáculos que encontré son los siguientes:

  • Los obstáculos de quien no quiere
  • Los obstáculos de quien no puede

El primer tipo es de aquellas personas que en su corazón no esta totalmente decidido a seguir a Jesús, que lo seguimos por otros motivos, mas egoístas, o amamos mas otras cosas que a El, entonces cuando nos toca hacer un esfuerzo, entregar algo, simplemente nos echamos para atrás, porque nuestro corazón no esta del todo rendido a Jesús.

Encuentro a varias personas en las escrituras que seguían a Jesús o fueron invitadas por Él para seguirle:

LOS QUE LE SEGUIAN POR INTERES

Mat 12:15  Pero Jesús, sabiéndolo, se retiró de allí. Y muchos Lo siguieron, y los sanó a todos.

Mat 14:13  Al oír esto, Jesús se fue de allí en una barca, solo, a un lugar desierto; y cuando las multitudes lo supieron, Lo siguieron a pie desde las ciudades

Mat 19:2  y grandes multitudes siguieron a Jesús, y los sanó allí.

 

LOS QUE LE SEGUIAN DESDE LEJOS

Luc 17:12  y al entrar en cierta aldea, Le salieron al encuentro diez hombres leprosos, que se pararon a distancia, y gritaron: “¡Jesús, Maestro! ¡Ten misericordia de nosotros!”

Cuando El los vio, les dijo: “Vayan y muéstrense a los sacerdotes.” Y sucedió que mientras iban, quedaron limpios. Entonces uno de ellos, al ver que había sido sanado, se volvió glorificando a Dios en alta voz. Cayó sobre su rostro a los pies de Jesús, y Le dio gracias; y éste era Samaritano. Jesús le preguntó: “¿No fueron diez los que quedaron limpios? Y los otros nueve, ¿dónde están?

Los que amaban más otras cosas que a Jesús:

LOS QUE AMABAN MAS  A SU FAMILIA Y TRADICIONES

Mat 8:21  Otro de los discípulos Le dijo: “Señor, permíteme que vaya primero y entierre a mi padre.” Pero Jesús le contestó: “Ven tras Mí, y deja que los muertos entierren a sus muertos.”

A este Jesús le dijo:

Mat 10:37  “El que ama al padre o a la madre más que a Mí, no es digno de Mí; y el que ama al hijo o a la hija más que a Mí, no es digno de Mí.

“Y el que no toma su cruz y sigue en pos de Mí, no es digno de Mí.

“El que ha hallado su vida, la perderá; y el que ha perdido su vida por Mi causa, la hallará.

 

LOS QUE AMABAN MAS  LAS RIQUEZAS

Jesús mirándolo “Lo Amó”, no le dijo eso simplemente por hacerlo sufrir o para probarlo, lo dijo con amor, extendió su amor hacia este joven invitándolo a seguirlo, a ser su discípulo:

Mat 19:20  El joven dijo: “Todo esto lo he guardado; ¿qué me falta todavía?”

Jesús le respondió: “Si quieres ser perfecto, ve y vende lo que posees y da a los pobres, y tendrás tesoro en los cielos; y ven, sé Mi discípulo.”

Pero al oír el joven estas palabras, se fue triste, porque era dueño de muchos bienes.

 

LOS QUE AMABAN MAS  LAS POSESIONES

Mat 8:19  Y un escriba se acercó y Le dijo: “Maestro, Te seguiré adondequiera que vayas.” Jesús le respondió: “Las zorras tienen madrigueras (cuevas) y las aves del cielo nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar la cabeza.”

 

LOS QUE LE SIGUEN NEGLIGENTEMENTE

Había un joven que es tipo de aquellos que siguen a Jesús descuidadamente, con negligencia, sin esforzarse ni estar bien preparados:

Mar 14:51  Cierto joven seguía a Jesús, vestido sólo con una sábana sobre su cuerpo desnudo; y lo prendieron; pero él, dejando la sábana, escapó desnudo.

 

LOS QUE QUISIERON PERO NO PUDIERON

El siguiente caso me impresiona mas todavía, un hombre sanado quiso seguir a Jesús, se veía que su corazón era sincero, pero Jesús no se lo permitió

Mr 5 1:20 Y al subir en la barca, el que había estado endemoniado le suplicaba quedarse con él; pero no lo admitió, sino que le dijo: Vete a tu casa con los tuyos y cuéntales todo lo que el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti. Se fue y comenzó a proclamar en la Decápolis lo que Jesús había hecho con él; y todos se admiraban”

¿Por qué no se lo permitió?, creo que la clave esta en la frase “Vuelve a tu casa”, este hombre tenia una casa, un hogar, no dice la historia que edad tenia, talvez era muy joven, en este caso tenia padres, una responsabilidad con ellos, si era de mayor edad pudo haber tenido una familia que cuidar, hijos, y no estaba correcto que los abandonara. El caso es que este hombre no pudo seguir a Jesús de cerca aunque quiso, en esto se cumple el dicho “No es del que quiere ni del que corre sino de quien Dios tiene misericordia”

El privilegio de seguir y servir a Jesús no es algo menospreciable, no todos lo quieren hacer, no todos lo hacen bien y no todos lo pueden hacer, y cada vez que se nos encarga una tarea debemos entender el gran privilegio porque tras ese encargo esta oculta pero viva esa palabra SIGUEME, Jesús dijo:

Lucas 10:24 “porque les digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que ustedes ven, y no lo vieron, y oír lo que ustedes oyen, y no lo oyeron.”

Dios nos permita tener la actitud correcta, para reaccionar a su llamado y que alguna vez nos tome en cuenta y seamos llamados,  como aquellos que lo hicieron bien:

SIMON, JUAN, ANDRES, JACOBO

Mat 4:18  Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, echando una red al mar, porque eran pescadores. Y les dijo: “Vengan en pos de Mí, y Yo los haré pescadores de hombres.” Entonces ellos, dejando al instante las redes, Lo siguieron. Y pasando de allí, Jesús vio a otros dos hermanos, Jacobo (Santiago), hijo de Zebedeo, y Juan su hermano, en la barca con su padre Zebedeo, remendando sus redes, y los llamó. Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, Lo siguieron.

MATEO

Luc 5:27  Después de esto, Jesús salió y se fijó en un recaudador de impuestos llamado Leví (Mateo), sentado en la oficina de los tributos, y le dijo: “Sígueme.” Y él, dejándolo todo, se levantó y Lo seguía.

Responses (3)

  1. Le dijeron: Señor noooo, si te seguimos y dejamos nuestro trabajo de pescadores de que vamos a vivir? Eso hicieron?? NOOOOOO, CUANDO LLEGARON A TIERRA, DEJANDOLOOOO TODOOOO LE SIGUIERONN, POR QUE SABIAN QUE ERA EL LLAMADO DEL MESIAS DE ISRAEL. Y TU ¿CONOCES QUIEN TE LLAMA PARA LA OBRA DEL MINISTERIO? ¿SABES PARA QUE TE LLAMA? QUE ESPERAS PARA DEJARLO TODO Y SEGUIRLE Y CUMPLIR EL LLAMADO QUE EL TE ENCOMIENDA HOY? COMO LO HICIERON LOS DISCIPULOS! Vemos el llamado de Mateo o Levi: Lucas 5:27-28 Reina-Valera 1960 (RVR1960) Llamamiento de Leví (Mt. 9.9-13; Mr. 2.13-17) 27 Después de estas cosas salió, y vio a un publicano llamado Leví, sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. 28 Y dejándolo todo, se levantó y le siguió Miren ustedes mis Hermanos Mateo estaba sentado “TRABAJANDO” cobrando impuesto para Roma (Publicanos eran cobradores de impuesto en Israel bajo el Imperio Romano) E Señor pasó y solo le Hizo el llamado para SEGUIRLE a cumplir su Proposito, al escuchar Mateo el Llamado del Señor, que hizo? Dijo Señor: si dejo mi trabajo como hare para vivir? Eso dijo, NO DIJO NI PIO, SE LEVANTO Y LO DEJO TODOOOO PARA OBEDECER EL LLAMADO DE DIOS! DEJO SU TRABAJOO OSEA RENUNCIOOO. Y TU ¿HARAS LO MISMO ANTE EL LLAMADO DE DIOS? OBEDECERAS AL LLAMADO DEL SEÑOR DE SEÑORES? ¿O TE QUEDARAS COMODO EN TU TRABAJO?

    • jorge says:

      hay quienes se ofrecieron a seguirle mas el Señor no se lo permitio, inclusive si eran sinceros, como el gadareno… esto implica que para seguirle hay que primero ser llamado, a algunos Dios los envio a sus casas a trabajar y a cuidar a sus familias sirviendoles de testimonio, a otros los llamo a dejarlo todo para seguirle… el punto es que no hay que seguirle por solamente por emociones, sino en obediencia a su llamado… algunos toman el evangelio como excusa para desentenderse de sus responsabilidades y eso tampoco se vale… debemos hacer lo que Jesus nos diga, no lo que nos place, y ser fieles en eso, entonces Dios va a extender su llamado en nuestras vidas, sin dejar nuestras responsabilidades, que el mismo Dios nos ha dado… conozco a Cristo ya 12 años, le he servido con lo que he podido y ahora recien puede escuchar directamente de El la palabra “Sigueme”

  2. Pedro, Santiago y Juan eran socios en un pequeño negocio de pesca en el Mar de Galilea. Esto era su fuente de ingresos para si mismo igual como para sus familias. Pero cuando oyeron el llamado de ser “pescadores de hombres,” contestaron con seguridad; “Así que llevaron las barcas a tierra y, dejándolo todo, siguieron a Jesús” (Lucas 5:11).