Mala Diligencia :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

Mala Diligencia

El capitán del crucero naufragado Costa Concordia estaba distraído justo antes de que el navío chocara contra un arrecife cercano a una isla italiana, reveló el martes el propio capitán del barco en una entrevista telefónica. Schettino dijo que se culpa a sí mismo “por haber estado distraído” en una llamada telefónica con alguien en la isla Giglio mientras el casco del barco sufría un corte por un arrecife la noche del 13 de enero del 2012.El agua empezó a entrar al Concordia y el barco escoró, por lo que algunas de las 4.200 personas a bordo se lanzaron al agua para nadar hacia la isla, el choque derivó en la pérdida de 32 vidas.

Ahora, existe una mala diligencia, una diligencia salida del averno, me di cuenta que el único pecado que el enemigo no practica es la pereza, simplemente porque es un pecado de la carne, y el no posee una naturaleza carnal, así que el Diablo y su huestes son el segundo mejor ejemplo de diligencia después del Reino de los Cielos, nuestro enemigo no descansa ni descuida su trabajo en contra nuestra, es uno de sus puntos fuertes y si no te puede someter a la pereza te someterá a su diabólica diligencia la cual busca, como todo lo que él hace, apartarnos de Dios y su Propósito para que encallemos y nos hundamos tal como el Costa Concordia. Aquí algunos puntos donde podemos ver la diligencia del enemigo:

La Diligencia del Mal

Mateo 2:8  y enviándolos a Belén, dijo: Andad allá, y preguntad con diligencia por el niño; y después que le hallaréis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.

El Herodes imprimió diligencia sobre los magos con el propósito de encontrar a Jesús y destruirlo, así mismo, el enemigo buscará destruirte a ti y a todo lo que tenga que ver con el Reino de Dios.

Diligencia en lo Vano

Eclesiastés 5:15  Desnudo salió del vientre de su madre y así volverá;  se irá tal como vino,  sin ningún provecho de su trabajo que llevarse en la mano. También eso es un gran mal: que tal como vino se haya de volver.  ¿Y de qué le aprovechó trabajar en vano?

Si el enemigo no me puede volver perezoso, si no puede disminuir mi ímpetu y mi empuje, lo que hará es desviarme de mi objetivo poniendo distracciones, los afanes de este mundo, el sistema entero está planificado para que corra tras lo que no tiene valor, tras el dinero, tras la fama, tras el placer, tras un ministerio, intencionalmente alejándome de Dios, de mi familia, pero el texto es claro, nada de esto te podrás llevar y trabajaras sin ningún provecho, antes de desbocarme como un caballo brioso en el trabajo y la actividad febril debo poner prioridades a las cuales debo dedicar mi actividad, mi esfuerzo y mi tiempo.

1 – Dios
2 – Familia
3 – Servicio a Dios
4 – Yo
5 – Trabajo

Eclesiastés 4:7-9  Me volví otra vez,  y vi vanidad debajo del sol. Un hombre está solo,  sin sucesor,  sin hijo ni hermano.  Nunca cesa de trabajar,  sus ojos no se sacian de riquezas,  ni se pregunta: “¿Para quién trabajo yo y privo a mi vida de todo bienestar?”  También esto es vanidad y duro trabajo.  Mejor son dos que uno,  pues reciben mejor paga por su trabajo.

Diligencia sin obediencia

1Sa 13:12-13  me dije: Los filisteos descenderán ahora contra mí a Gilgal, y yo no he rogado la faz del SEÑOR. Me esforcé, pues, y ofrecí holocausto. Entonces Samuel dijo a Saúl: Locamente has hecho; no guardaste el mandamiento del SEÑOR tu Dios, que él te había mandado; porque ahora el SEÑOR hubiera confirmado tu reino sobre Israel para siempre.

Si el enemigo no puede volvernos perezosos nos llevará a perseguir quimeras y si no logra esto su estrategia será envolvernos en mucha actividad, en temores y en afán, con una nube de cosas por hacer, buscando que hagamos mal lo que se nos ha encomendado o hagamos demás.

Este fue el caso de Saúl, había recibido órdenes especificas y claras, con un orden especifico, pero la preocupación, el temor y el afán hicieron presa de él, logrando que el no fuera perfecto en su obediencia, actuó atolondradamente, lo que debía hacer simplemente era sentarse y esperar, confiando en Dios, ¿nos cuesta esperar?, ¿sentimos ansiedad por hacer algo?, ¿el tiempo no nos alcanza?, seguramente estamos haciendo algo que no se nos mandó a hacer, es desobediencia y allí no hay bendición.

Diligencia sin presencia

Números  14:44-45  Sin embargo, se esforzaron a subir a la cima del monte; pero el arca del pacto del SEÑOR, y Moisés, no se apartaron de en medio del campamento. Y descendieron el amalecita y el cananeo, que habitaban en aquel monte, y los hirieron y los derrotaron, persiguiéndolos hasta Horma.

Dante Gebel habla de la presencia de Dios como el GPS infalible, “recalculando, recalculando”, el pueblo israelita fue invencible mientras caminó tras la presencia, en mismo Dios literalmente luchó por ellos y les Dios la victoria, conquistaron lo imposible con la ayuda y el favor de Dios, pero cada vez que dejaban de lado la presencia de Dios, en otras palabras, pecaban, no guardaban su nivel de santidad, sufrían terribles derrotas.

Los seres humanos somos especialistas en clasificar todo, ponerlo en gavetas separadas y pensar que una cosa no tiene relación con otra, desde la creación cuando Adán puso nombre a los animales hay esta tendencia, y pensamos que un área de nuestra vida no tiene relación con otra, pero nos equivocamos,  cuando pecamos en alguna área esto afecta a todas las áreas de nuestra vida, la forma en que hacemos negocios afecta nuestra relación familiar, la relación con nuestros padres afecta la relación con Dios, lo que hacemos en lo secreto repercute en lo público, y si en alguna área de nuestra vida hemos dado lugar al pecado, esto acarreará derrota en todas las áreas.

“Ponte detrás de la presencia de Dios y camina tras ella”, sabio consejo de Dante Gebel, asegurarme que mi relación con Dios está bien antes de dedicarme a hacer lo que se me ha encomendado, entonces tendré garantía de éxito.

Si el enemigo no puede mantenerte perezoso te hará correr tras vanidades, sin no lo logra buscará que te afanes y desobedezcas y si tampoco lo logra buscará otra área de tu vida donde sembrar el pecado para que pierdas el favor y la protección de Dios.

 

Comments are closed.