Jacobo Ramos: El poder de la Resurrección :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

Jacobo Ramos: El poder de la Resurrección

Pablo es un apasionado y en cada carta nos habla del poder de la Cruz y el poder de la Resurrección, hay una realidad que es el poder de la cruz, la cruz nos permite conocer nuestra condición, pero también nos habla de una realidad que debemos tener conciencia de eso, y es la realidad de la resurrección, y el efecto que la resurrección de Cristo tiene en nosotros.

Rom 6:3-8  ¿Acaso no saben ustedes que todos los que fuimos bautizados para unirnos con Cristo Jesús,  en realidad fuimos bautizados para participar en su muerte? Por tanto,  mediante el bautismo fuimos sepultados con él en su muerte,  a fin de que,  así como Cristo resucitó por el poder del Padre,  también nosotros llevemos una vida nueva. En efecto,  si hemos estado unidos con él en su muerte,  sin duda también estaremos unidos con él en su resurrección. Sabemos que lo que antes éramos fue crucificado con él para que nuestro cuerpo pecaminoso perdiera su poder,  de modo que ya no siguiéramos siendo esclavos del pecado; porque el que muere queda liberado del pecado. Ahora bien,  si hemos muerto con Cristo,  confiamos que también viviremos con él.

Cuando la trinidad creo al ser humano, lo creo para el deleite de su presencia, para poder compartir juntos, para poder habitar en comunión, el pecado contaminó lo que Dios había creado y de allí en adelante hubo muerte por cuanto el hombre pecó, y desde entonces Dios decidió restaurar y devolver la vida a la relación que teníamos con Él, el plan fue el siguiente:

Voy a enviar a mi Hijo Jesús para que habite en medio de ellos, sufra las mismas pasiones, muera en la cruz y muriendo en la cruz asuma la muerte de nuestro pecado, pero eso no terminó allí, al tercer día algo sucedió, la historia habla que los discípulos fue de confusión en el momento de la crucifixión de Cristo, todos dudaron, al ver el maltrato de su cuerpo, si podría vencer la muerte, la pregunta es:

¿Qué trajo la resurrección?

¿Que provoca en nosotros el  hecho de la resurrección en nosotros hoy?

Hay gente que dice que la resurrección nunca pasó, la otra versión dice que los discípulos robaron el cuerpo.

Si los discípulos robaron el cuerpo esto deja grandes interrogantes, ¿hubiesen ellos estado dispuestos a sufrir como sufrieron por una mentira?, ¿hubiesen entregado su vida por una mentira?, ¿habrían sido capaces de vivir como vivieron y morir como murieron por una causa que ellos sabían que era falsa?, de hacho la condición de los discípulos en el momento de la crucifixión nos dice que ellos estaban turbados porque no sabían que iba a pasar de allí en adelante.

La otra teoría dice que los soldados y los sacerdotes robaron el cuerpo, no hay sentido en esto, porque esto ayudaría a la causa de sus enemigos, en el momento en que Pedro predica y se convierten 3000, lo lógico es que los sacerdotes hubiesen sacado y mostrado el cuerpo para desmentir a los apóstoles.

Ni los discípulos ni los soldados robaron el cuerpo, la realidad es que más de 500 personas se encontraron con Jesús después de su muerte, y lo vieron y pudieron tocar su cuerpo y constatar que Jesús había resucitado.

La iglesia de hoy es capaz de abrazar el evangelio y el poder de la cruz pero nos ha costado pasar al tercer día y abrazar el poder de la Resurrección, estaba leyendo un libro que decía que es uno de los temas menos predicados en la iglesia, se habla más de 300 veces de la resurrección en el nuevo testamento.

Se nos hace fácil abrazar la cruz, porque la cruz habla de nuestra condición, me revela donde estoy y donde no estoy.

Recientemente, lo que despertó en mí el deseo de poder conocer más de esto, es que a medida que he viajado a diferentes lugares me he dado cuenta de una condición una cultura que hemos abrazado y todo empezó con una oración, alguien hizo la siguiente oración:

“Señor, gracias porque sé que sin ti no soy nada, sin ti no puedo hacer esto y lo otro, sin ti no puedo”

Y mientras estaba haciendo esta oración vino una voz del Espíritu Santo y me dijo ¿Sabremos realmente lo que somos capaces con Cristo? yo sé lo que no soy capaz si Cristo no está en mi, pero la pregunta es ¿Sabré yo de lo que soy capaz cuando Cristo está en mi?

Pablo dijo “Estoy juntamente crucificado con Cristo mas ya no vivo yo, vive Cristo en mi”, nosotros como iglesia, como sus hijos debemos ser capaces de abrazar la Cruz, pero debemos ser capaces de abrazar también el evangelio de la Resurrección el poder de la Resurrección, porque Cristo vino a darle fin a la muerte pero no solo eso sino que también vino a darnos vida nueva resucitando al tercer día.

Esto no se trata de menoscabar y menospreciar el poder del a cruz, la Cruz es poderosa, es singular, debemos ser capaces de poder abrazar la Cruz pero también debemos ser capaces de abrazar la Resurrección de Cristo, tenemos que ser capaces de ver lo que Dios es capaz de hacer en medio de nosotros, de ver que Dios te levantó de entre los muertos y te dio vida.

La Cruz me hace entender lo que yo no puedo hacer y decir “es por ti”, pero la Resurrección me hace levantarme y creer que Cristo habita en mí, yo tengo una vida y posibilidades nuevas.

Pablo habla sobre el bautismo y el ejemplo que pone para hablar sobre el poder de la Resurrección es el bautismo, imagina a alguien que viene a bautizarse y acepta la Cruz que significa el hundirse en las aguas y se queda allí abajo, he visto cristianos que viven una vida donde lo único que están pretendiendo es dejar de hacer cosas, se sienten ahogados diciendo, yo no hago esto, yo no hago lo otro, pero debemos ser capaces no solo de morir a nosotros mismo pero tenemos que ser capaces de levantarnos juntamente con Cristo.

Eph 4:17-32  Esto,  pues,  digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles,  que andan en la vanidad de su mente, teniendo el entendimiento entenebrecido,  ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay,  por la dureza de su corazón. Estos,  después que perdieron toda sensibilidad,  se entregaron al libertinaje para cometer con avidez toda clase de impureza. Pero vosotros no habéis aprendido así sobre Cristo, si en verdad lo habéis oído,  y habéis sido por él enseñados,  conforme a la verdad que está en Jesús.

En cuanto a la pasada manera de vivir,  despojaos del viejo hombre, que está corrompido por los deseos engañosos, renovaos en el espíritu de vuestra mente y vestíos del nuevo hombre,  creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

La parte practica de la Resurrección

Por eso,  desechando la mentira,  hablad verdad cada uno con su prójimo,  porque somos miembros los unos de los otros. Airaos,  pero no pequéis;  no se ponga el sol sobre vuestro enojo ni deis lugar al diablo. El que robaba,  no robe más,  sino trabaje,  haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca,  sino la que sea buena para la necesaria edificación,  a fin de dar gracia a los oyentes. Y no entristezcáis al Espíritu Santo de Dios,  con el cual fuisteis sellados para el día de la redención. Quítense de vosotros toda amargura,  enojo,  ira,  gritería,  maledicencia y toda malicia. Antes sed bondadosos unos con otros,  misericordiosos,  perdonándoos unos a otros,  como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Ustedes venían con una vestimenta y una naturaleza del pasado, venimos con experiencias que nos identificaban, por las mentiras, las palabras del enemigo.

Pablo conoce el poder de la resurrección, el iba a matar a los cristianos cuando Cristo se le aparece y él se da cuenta que esto no es solo una filosofía, que Dios mismo vino a darle fin a nuestro problema del pecado y tomo la Cruz pero no solo eso sino que al tercer día Resucito, y Pablo cuando lo vio de frente su vida cambio porque él vio que dios era real, esto es lo que movía a la iglesia primitiva,  con tanta pasión, con la certeza que Dios los había levantado para un momento como ese y les había llenado de poder, la Palabra declara que el mismo poder con que Cristo se levantó de los muertos es el que tenemos ahora para ir al mundo y testificar que hay un Dios vivo, con poder, majestuoso, glorioso, poderoso.

Por eso Pablo en todos sus libros menciona la Resurrección, porque él esta apasionado con este Dios que se le reveló, no solamente para que deje atrás su pasado y vivir una vida nueva, y este es el detalle que yo encuentro con muchos cristianos hoy en día, han decidido despojarse de las ropas viejas y dicen “yo ante era esto”, “yo antes era lo otro y ya no lo soy”, como un museo, y nos quedamos solamente en el perdón de los pecados sin darnos cuenta que la gloria del Dios Viviente que resucito en el tercer día habita en nosotros, en la iglesia, llena de poder, para ser ejemplo, para decir que hay una iglesia llena de poder, Dios tiene poder.

  • La Cruz nos lleva a morir, la Resurrección nos impulsa a vivir
  • La Cruz revela nuestra realidad y nuestra condición la Resurrección revela el poder de Dios en nosotros
  • La Cruz no lleva a hablar de lo que fuimos aquel día y lo que debo dejar de ser pero la Resurrección revela lo que puedes ser en Cristo Jesús.

El poeta Dumbar en EEUU falleció y la mama decidió que nadie entraría en la casa, sus amigos pidieron permiso para revisar si había alguna obra que no había sido conocida mas la madre se negó, cuando la madre del poeta murió sus amigos entraron y descubrieron un papel con la ultima poesía de Dumbar pero lamentablemente era ilegible porque el sol había blanqueado la tinta, su última obra se perdió porque alguien decidió vivir en un museo, en el pasado sin darse cuenta que todavía había vida, algo nuevo…

Pablo nos dice tenemos que dejar al viejo hombre, el siguiente paso es renovar nuestro entendimiento y ser capaces de resucitar juntamente con Cristo, revestirnos de la nueva identidad, del nuevo hombre resucitado, de Cristo Resucitado.

Descender a las aguas significa renovar nuestra mente dejar lo pasado, me he encontrado a mucha gente que ha perdido el deleite de servir a Dios, de amar a Dios, de ver la vida de Cristo despertarse en su vida, gente a la que le pregunto, “que vas a hacer” y me responden “obedecer a Dios porque eso es lo que hay que hacer”,  han llegado a la Cruz pero no han podido pasar al Tercer Día.

Cristo te pide morir pero al tercer día te quiere levantar juntamente con El, que la Cruz no es otra cosa que una puerta que se abre a una vida de Resurrección.

Por eso dice allí:

Si tú robabas ya no robes mas, ahora trabaja, cambia tu manera de ver cómo te sustentas y trabaja para que ayudes a los necesitados. Antes tu quitabas ahora bendice, está rompiendo el paradigma. No solo muere a tu vieja criatura, ahora vive una nueva vida. Haz lo que Dios te está pidiendo para este tiempo.

Muchos nos quedamos allí, y sentimos que perdimos muchas cosas, nos quedamos a mitad de camino y allí nos ahogamos, y sentimos que un gran yugo se pone nosotros cuando en realidad Jesús dijo que su yugo es fácil y ligera la carga.

Si tu mentías ya no mientas mas, ahora viene la resurrección di la verdad porque ahora somos un solo cuerpo.

La Cruz y la Resurrección no son contradictorias sino complementarias.

He visto también iglesias y cristianos  que se han quedado en el otro extremo, quieren vivir sin la Resurrección sin pasar la Cruz, esa es la parte de vamos a conquistar, vamos a hacer cosas, entiende su identidad en Cristo pero no entiende la realidad de ellos mismos, no han entendido  la realidad de la Cruz, allí hay un evangelio desequilibrado.

La historia de Philip y los huevitos de pascua donde colocarían lo que significaba una vida nueva, y el no pone allí nada, y alguien se burla, y Philip explico, mi huevito esta vacio a propósito porque la tumba está vacía, luego el niño fallece y sus compañeros dejaron huevitos vacios en el ataúd, “todavía hay esperanza”

Pablo nos dice en 1 Cor 15 que si nosotros no somos capaces de abrazar la resurrección en vano es nuestra fe, la fe de que Cristo venció la muerte, que hay algo mas allá después de nuestros errores, hay poder para recuperar lo perdido, para levantarnos de nuestro fracaso porque hay poder en Cristo Jesús, para levantarnos de la muerte.

La mesa de la Santa Cena nos habla no solo del pan quebrantado, de la muerte sino también de la vida nueva que hay en Cristo Jesús.

La Biblia cuenta que después que Pedro negó al maestro regresó a su vieja ocupación, a su vieja manera de vivir, y Pedro pensó que no podría regresar, reconoció que el era culpable de que Cristo estuviera en la cruz, pero el olvidaba que Cristo escogió la cruz no fue obligado, y luego cuando Jesús resucito una de las cosas que hizo fue buscar a Pedro.

al verlo frente a frente Pedro pensó “¿conocerá mi condición?”, “yo no me atrevo”, “no sé qué hacer después de tanto fracaso”, Jesús hizo una mesa improvisada y allí prepararon unos peces y se sentaron a una mesa no solo física sino una mesa donde el Padre estaba regresando a Pedro, diciéndole “hay un lugar para ti”

Hoy puedo sentarme a la mesa, donde pertenezco a mi familia, donde hay reconciliación, donde planifico mi día, allí lloro pero también rio, consuelo, nuevos comienzos, oportunidad para el caído, porque allí esta Cristo Resucitado.

Cuando Pedro pensó que todo estaba terminado Jesús en esa mesa le da una nueva historia, lo lleva a abrazar la cruz pero también a darle una nueva vida una misión un propósito en Cristo Jesús.

¿Pedro me amas?

Apacienta mis ovejas.

 

09 – 10 de julio de 2012 – Devocional basado en la predicación del Pastor Jacobo Ramos, Iglesia Catacumba 5, Puerto Rico

Responses (2)

  1. Voy a comenzar haciendo una afirmación que creo es fundamental. No se puede entender la muerte y resurrección de Jesús sin entender su vida. Es más, su muerte y resurrección no tienen ningún sentido si no comprendemos estos sucesos a la luz de lo que hizo Jesús en su vida. La sociedad occidental conmemora el nacimiento, muerte y resurrección como grandes festividades que lo son, sin embargo, es muy probable que hoy en día las personas sin una tradición cristiana carezcan de información suficiente para encontrar sentido a estas festividades cristianas.

  2. os son inocentes y pueden malinterpretar o asustarse al ver una manifestaci.
    una oportunidad de nacer siendo amado en un mundo que le brindara seguridad.
    rculo vicioso si por una parte no se es capaz de demostrar
    amor y por la otra se est.