Cariño + Respeto = Amabilidad :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

Cariño + Respeto = Amabilidad

Siempre una actitud habla más que las palabras, muchas veces podemos hacer más con un gesto de cariño y amabilidad sinceros que con 100 predicas, en la pelicula Mujer Bonita, un elegante ejecutivo contrata una prostituta por una semana, ella una mujer vulgar, grosera y dedicada enteramente al dinero,  pero esta mujer queda desarmada por el respeto y la amabilidad con la que el ejecutivo la trata, al punto que se enamora de él, y cambia su vida y sus valores, simplemente porque alguien la trato con cariño y respeto.

Salvando distancias Francisco de Sales dijo: mas moscas se cazan con una gota de miel que con un barril de vinagre…

Rom 12:10 (BL95) Que entre ustedes el amor fraterno sea verdadero cariño, y adelántense al otro en el respeto mutuo.

Cariño, es una palabra tierna, cuando la pronunciamos viene a nuestra mente imágenes como: un abuelito abrazando, o un niño pequeño diciendo “te amo” y su mamá, o la imagen de 2 amigos caminando abrazados después de un partido de futbol, este tipo de imágenes no fingidas es lo que debería existir entre los seguidores de Jesús.

También existen palabras de cariño, la sierra del Ecuador es una región donde el cariño se expresa con diminutivos, pueden decir los hombres de fe que no es saludable tratar con diminutivos, pero esa idiosincrasia está presente entre nosotros, palabras como: ñañito, papito, mami, mijito, o apodos como lucho, nena, santi, son formas de expresión ecuatorianas de cariño

Hay gestos de cariño, una palmada en la espalda, una sonrisa, cederle el puesto a otra persona, dedicarle tiempo a oír lo que otra persona tiene que decir, todo esto de manera sincera.

Otras versiones usan la palabra Afecto, que significa permitir que otras personas me afecten, para bien, claro, no que me afecte lo que dicen de mí sino que me afecte su situación, si ellos están tristes que me duela y los anime, si ellos están alegres que sea también mi alegría, si ellos pecan esto me lleve a orar, si ellos se santifican que esto sea un desafío para mí. Una de las cosas que más me molestan es la cortesía fingida, la educación fría, no sentida y estas palabras son un llamado de Dios a cambiar eso. En resumen, que se vea, el amor en los detalles.

Otro aspecto de ese amor de hermanos que se debe tener es el respeto, un gran amigo, muy cercano a Dios me dijo la siguiente frase: “La familiaridad y la confianza mal entendida destruyen la unción”, es bueno ser familiares, es bueno tener confianza, pero toda confianza debe ser cubierta con respeto, a veces pasamos el límite de la confianza y molestamos a otra persona, la ofendemos, ya sea con una broma pesada, ya sea tomando sus cosas sin permiso, o simplemente con un tono de voz demasiado brusco, este versículo nos manda a ser primeros en cuanto al respeto de los demás, sin condicionantes, muchas veces hemos oído y pronunciado palabras como “si quiere que lo respeten, aprenda a respetar” y no debe ser así, Dios nos manda a ser respetuosos, cuidarnos de ofender por exceso de confianza a los demás, siempre primeros, sin condiciones.

A propósito, recordé un pasaje del libro Temperamentos controlados por el Espíritu, de Tim La Haye, donde explica acerca de los frutos del Espíritu Santo en una persona, especialmente el fruto de la BENIGNIDAD palabra anticuada la cual Tim traduce correctamente como AMABILIDAD,  cuanta falta hace en algunos de nosotros este precioso fruto, cuantas iglesias se deben haber dividido por falta de la maravillosa amabilidad, cuantos hermanitos caminan por la calle con una cara de bulldog con hambre, haciendo detestable para otros el evangelio, debemos medir nuestro nivel de amabilidad y buscar que Dios nos de una porción extra de este precioso regalo.

La Biblia dice en Gálatas 5: 22, 23, más el fruto del Espíritu es: amor, gozo, paz, paciencia, benignidad (amabilidad), bondad, fe, mansedumbre y templanza.

(Vivifícame según tu Palabra, dinamízame según tu Poder. Hoy salí a caminar, mientras lo hacía podía contemplar tu creación, es preciosa, gracias. Voy a hacerlo un hábito, con tu favor, mi esposa está sentada junto a mí, leyendo tu Palabra, se la nota más feliz desde el milagro que has hecho en mi)

Leave a Reply