El mayor de los talentos es el amor sincero :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

El mayor de los talentos es el amor sincero

Rom 12:9  El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo y seguid lo bueno.

El amor, en la lista de dones o talentos que benefician y construyen el cuerpo de Cristo, ocupa un lugar especial, el más importante, por eso es puesto en último lugar, siempre, en cada escrito de Pablo, como para poder explicar, profundizar en el.

Eph 4:16  de quien todo el cuerpo,  bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente,  según la actividad propia de cada miembro,  recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

Como el amor está en otro texto, otro versículo, división que no existía en el texto original, tendemos a considerarlo como algo aparte de los dones o talentos que Dios ha dado a los miembros del Cuerpo de Cristo, pero la verdad es que este también es un don, un talento, una habilidad dada por Dios y también tiene una condición, una actitud de corazón correcta para poder ejercerlo, para poder hacerlo funcionar correctamente.

El amor sea sin fingimiento, sea sincero, autentico, sin disimular, no simulado, es el requisito para poder amar en verdad, el problema es que entre tantas maneras de amar que el mundo nos presenta hemos perdido de vista que es el amor verdadero, no sabemos cómo amar sinceramente.

1Ti 1:5  El propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio,  de buena conciencia y fe no fingida.

Lo más común es pensar en el amor como un sentimiento arrebatador, una pasión irresistible que nos vuelve locos, generalmente por una persona del sexo opuesto, y esa es una idea falsa, basada en cómo nos sentimos cerca de ella, una idea de autosatisfacción, amor “EROS”, egoísta.

1Jn 2:15  No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo,  el amor del Padre no está en él

De eso habla el versículo, no buscar agradar a los demás por beneficio propio, haciendo pensar a los demás lo que en verdad no somos o no sentimos, tampoco es hacer cosas solamente porque es nuestro deber cristiano hacerlo, sino que debe ser autentico, original, no solo un sentimiento sino algo provocado por Dios, en lo más profundo, que nos impele a buscar el bienestar absoluto y mayor de las personas que nos rodean.

1Jn 3:17  Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad y cierra contra él su corazón,  ¿cómo mora el amor de Dios en él?

Que el amor sea un talento, una habilidad implica que debe ejercitarse, en la práctica, no simplemente sentirlo en nuestro corazón, debe permear nuestras acciones, el amor nos fue dado para amar.

Heb 6:10  porque Dios no es injusto para olvidar vuestra obra y el trabajo de amor que habéis mostrado hacia su nombre,  habiendo servido a los santos y sirviéndolos aún.

Que el amor sea un don es algo asombroso, significa que no es algo que nosotros podemos producir, que viene de Él, que no es una manera de tratar amable, o una sonrisa cortes, que es algo superior, que construye y alimenta al Cuerpo de Cristo.

Hablar de amor es algo que esta más allá de mis capacidades, solo sé que Dios nos dejo en las Escrituras varios ejemplos y definiciones de amor, la más clara tal vez sea: Dios es amor.

Como una fórmula matemática la oración no tiene sino una igualdad perfecta, por lo tanto se puede expresar como: Amor es Dios.

Por lo tanto el texto podría expresarse de la siguiente manera:

Asegúrense que lo que Dios ha puesto de sí mismo en ustedes sea autentico, sin fingimiento, sincero, no simulado.

También encuentro que Dios nos ha enseñado como amar dándonos el ejemplo supremo, la expresión más completa de su amor, Nuestro Señor Jesucristo.

1Jn 3:16  En esto hemos conocido el amor,  en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.

(Gracias por la noche de ayer, en la tranquilidad de mi casa, jugando con mis hijos y mi mujer, fueron un par de horas maravillosas, y mi corazón, el de mi esposa y de mis hijos, amaneció con tu paz, ¡cuánta falta nos hacia!, es tiempo de poner prioridades y ordenar mi vida, siempre Tú, el primero, el mejor y el más importante, y luego mi familia)

 

One Response

  1. Mi novio me dejo hac un par de meses, y es ahora cuando me he dado cuenta de lo que lo queria.