Clases de Biología :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

Clases de Biología

Somos un cuerpo, de alguna manera extraña todos los creyentes formamos parte de un solo ser vivo, un organismo mundial, espiritual, que respira, actúa, vive dirigido por una cabeza, Nuestro señor Jesucristo.

  • Cada ser humano tiene un número aproximado de 10 y 50 millones de millones de células. (billón = 1000’000’000’000), las cuales individualmente no son muy importantes y no pueden sobrevivir solas necesitan de todo el sistema.

Rom 12:4-5  Porque así como en un solo cuerpo tenemos muchos miembros, y no todos los miembros sirven para lo mismo,  así también nosotros, aunque somos muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo y estamos unidos unos a otros como miembros de un mismo cuerpo.

Somos muchos, cada cristiano, aproximadamente 1700.000.000 de cristianos en todo el mundo formamos parte del cuerpo de Cristo, aun en las regiones inhóspitas, y el lazo que nos une, es el Espiritu Santo que vive en cada creyente

  • Cada célula tiene necesidades básicas, las cuales no puede suplir por sí misma, nutrientes, oxigeno, calor, etc.

Nos necesitamos, ninguno de nosotros tiene la capacidad de sobrevivir solo, necesitamos de la compañía, comunión, enseñanza, amor de los otros creyentes para crecer, desarrollarnos y cumplir nuestro propósito como parte del cuerpo.

Cada célula es parte de un miembro u órgano, el cual cumple una función específica, pero ninguna célula por si misma altera el funcionamiento de un órgano.

Somos parte de una congregación, somos parte de un grupo regional y al mismo tiempo somos parte del cuerpo espiritual que está por todo el mundo.

Toda célula, excepto las neuronas del cerebro, tiene la capacidad de reproducirse.

Cuando una célula recibe agentes exteriores que dañan su esencia, su ADN  entonces esa célula puede generar un tumor o cáncer que es considerado enemigo del resto del cuerpo.

Cada célula aporta positivamente al funcionamiento del cuerpo.

Existen órganos o miembros más visibles o relevantes y otros ocultos y más delicados, algunos reciben más atención externamente mientras que otros pasan disimulados,  normalmente los órganos ocultos permiten a los órganos exteriores realizar sus funciones.

Cada órgano está bajo la dirección del cerebro, no existen órganos independientes aunque a veces cumplan funciones autónomas en última instancia siempre están regulados por la cabeza.

(Es desagradable ver que los problemas te persiguen hasta en tus sueños, uno se levanta más cansado que cuando se acostó, no sé muy bien si es por la gripe pero una sensación de malestar me rodea, sacúdeme Señor, líbrame de todo peso, de toda carga, ayúdame a encontrar tu camino, que este día termine en victoria, haciendo lo que me has mandado a hacer y nada más)

Comments are closed.