Clases de Botánica :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

Clases de Botánica

El injerto es un método de propagación vegetativa artificial de los vegetales en el que una porción de tejido procedente de una planta —la variedad o injerto propiamente dicho— se une sobre otra ya asentada —el patrón, portainjerto o pie—, de tal modo que el conjunto de ambos crezca como un solo organismo.

El injerto se emplea para permitir el crecimiento de variedades de valor comercial en terrenos o circunstancias que les son desfavorables, aprovechando la mayor resistencia del pie.

El injerto sólo es posible entre especies más o menos estrechamente relacionadas, puesto que de otro modo los tejidos resultan incompatibles y la conexión vascular necesaria para la supervivencia de la variedad no se realiza. En la mayoría de los casos, una de las variedades se selecciona como raíz por su resistencia, y el tallo de la especie elegida como variedad se injerta sobre esta base.

Rom 11:17  Al olivo, que son los judíos, se le cortaron algunas de las ramas, y en su lugar se le injertó el olivo silvestre, que eres tú. Así llegaste a tener parte en la misma raíz y en la misma vida del olivo.

Examinemos los hechos: Dios había llamado a un grupo de personas para que sean un pueblo de sacerdotes, de reyes, para poder establecer una relación personal con el hombre y estas personas fallaron estrepitosamente, ahora, como resultado de estas cosas Dios tomó a otros y estableció un pacto nuevo, mayor, de reyes y sacerdotes, donde Su Nombre sería depositado.

El resultado fue por una parte un pueblo que aun persistía en su error y provocado a celos por otro pueblo, inició una persecución, por otro lado un nuevo pueblo, con una relación fresca y sana con Dios, pero aun humanos, con todas las debilidades que esto conlleva.

En medio de todo, como siempre, el enemigo de nuestras almas buscando que, tanto el pueblo original persista en su error y por otra parte el nuevo pueblo eche a perder el nuevo pacto.

¿Su estrategia? una de las más viejas, hacerlos sentir superiores, especiales, diferentes, que comiencen a confiar más en su situación y comportamiento que en él que los puso en esa situación.

¿Cuántas veces hemos anhelado ocupar el lugar que otro ocupa?, queremos que sea más fácil, que ese privilegio sea para todos (que no es otra cosa que decir que lo queremos para uno), y luego que Dios saca a esa persona y nos lleva a ese lugar, ¿Por qué queremos que sea más difícil llegar?, ahora, miramos diferente a los demás, sentimos que nos ha costado y si alguien quiere llegar le debe costar lo mismo que a nosotros.

Nos sentimos superiores.

Rom 11:18  Pero no te gloríes, despreciando las ramas naturales. Si lo haces, recuerda que no eres tú quien sostiene a la raíz, sino quela raíz te sostiene a ti.

¿Qué hace Dios en estas situaciones? Nos advierte, pero no nos detiene, nos muestras que somos carne, como a Caín nos muestra la puerta abierta al pecado, y luego hace algo que va contra toda lógica humana, confía en nosotros, habla a nuestro corazón, nos muestra la verdad, que todo bien, que toda posición no ha sido por nuestros meritos, que fue Él quien nos puso y es Él quien nos sostiene.

¿Y nosotros entramos en razón? Normalmente no, buscamos algo que nos diferencie de los demás, el motivo real por el cual nos favoreció más que a los demás, queremos creer que Dios nos escogió por algo innato en nosotros mismos.

Rom 11:19  Tal vez dirás: “Sí, pero se cortaron unas ramas para injertarme a mí en el olivo.”

Dios pacientemente nos explica y nos advierte:

“Tú no eres superior al que cayó, simplemente tienes la fe que yo te di, ellos también la tuvieron, pero la perdieron, tu fe es nueva, recién te la di, no la pierdas como ellos, porque si la pierdes tendrás el mismo fin, serás echado y otro ocupará tu lugar”

Rom 11:20  Bien, pero fueron cortadas porque no tenían fe, y tú estás ahí únicamente porque tienes fe. Así que no te jactes, sino más bien siente temor.

Rom 11:21  Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, tampoco a ti te perdonará.

Rom 11:22  Mira, pues, qué bueno es Dios, aunque también qué estricto. Ha sido estricto con los que cayeron, y ha sido bueno contigo. Pero tienes que vivir siempre de acuerdo con su bondad; pues de lo contrario también tú serás cortado.

Ahora, ¿Cual debe ser nuestra actitud para con los que, por uno u otro error, dejan su lugar?

No debemos menospreciarlos, si ellos deciden entrar en razón serán restaurados y seguramente su restauración será superior a la posición origina que ahora nosotros ocupamos, así actúa Dios y aunque no nos guste en nuestra carne ¿Qué le vamos a hacer?

Rom 11:23  Por otra parte, si los judíos abandonan su incredulidad, serán injertados de nuevo; pues Dios tiene poder para volver a injertarlos.

Ahora, normalmente cuando ocupamos un lugar que alguien ya ocupó debemos entender algo, ese lugar otra persona lo creó, lo fabricó, no fuimos nosotros, esa silla ya estaba allí cuando nosotros llegamos, y la persona que la dejó fue quien sufrió y luchó para que exista ese lugar, así que por lo menos seamos agradecidos.

Rom 11:24  Porque si tú, que por naturaleza eras un olivo silvestre, fuiste cortado e injertado contra lo natural en el olivo bueno, ¡cuánto más los judíos, que son ramas naturales del olivo bueno, serán injertados nuevamente en su propio olivo!

 

(Padre, este problema es grave, por favor pon tu mano, santifica, se que tu permites cosas para llamar nuestra atención, para ver que hay en nuestro corazón, sacarlo y al final hacernos bien, nada hay que te sea oculto, nada hay que no te sea manifestado, y todo está en tu poder, Gracias por ser la Sombra a mi mano derecha, gracias por ser tan cercano en todo lo que pedimos y anhelamos, Tú buscas nuestra madurez, buscas un corazón a toda prueba.  Todo se resume en el corazón, de allí brota la vida… y la muerte, es increíble pero no conocemos nuestro corazón, David, el hombre con el corazón conforme a Dios sabia esta verdad, el corazón es más engañoso y escurridizo que cualquier otra cosa, así que uno no lo puede conocer, ni siquiera a su propio corazón, por eso escribió: “Examíname, y saca la iniquidad a la luz para poder arrepentirme” y poder conservar la fe y el amor sincero, un corazón conforme a Tú Corazón)

Comments are closed.