Historia de una Esperanza Anunciada :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

Historia de una Esperanza Anunciada

Continuando con la historia de Israel, que a veces es más como mi propia historia, después de la caída vemos Tú fidelidad, nunca dejas tu pueblo caído y sin esperanza, y mientras existamos tendremos esperanza de cambiar, de ser diferentes, de ver Tú misericordia resplandecer entre las cenizas del incendio que nosotros mismo causamos.

Rom 11:1  Ahora pregunto: ¿Será que Dios ha rechazado a su pueblo? ¡Claro que no! Yo mismo soy israelita, descendiente de Abraham y de la tribu de Benjamín.

Pablo pregunta ¿Eso es todo?, ¿Fallamos y somos condenados?, ¿Ya no hay esperanza?

Y Pablo mismo se responde ¡Yo soy esa esperanza!, ¡Mírenme, a un respiro!

Dios siempre, mientras haya vida nos deja una puerta abierta para el arrepentimiento, tal vez no podamos cambiar el pasado, pero en manos de Dios lo poco que queda después del desastre puede multiplicarse, puede traer mayor gloria que al inicio. Tal vez no sea de la manera que nosotros quisiéramos, pero podemos volver a serle útiles.

Principio: Mientras Dios nos tenga en esta Tierra podemos serle útiles y parte de Su Plan

Marcos Vidal tiene una canción que expresa este principio, se titula “Payaso”, y es la historia de un payaso de circo, que es la alegría del show, lo que le da vida al circo, pero el payaso no está conforme con su situación, le parece poco digno servir solo para hacer reír, él preferiría ser trapecista y ser admirado por todos, así que un día se sube al trapecio para intentar una acrobacia y cae, rompiéndose la espalda, pareciera que ese es el fin de su vida como payaso, ya no podría ser útil nunca más, el circo cerró sus puertas porque los niños ya no reían, pero su llamado es irrevocable, aun por encima del as tragedias causadas por sus propios errores, desde su casa en las afueras de la ciudad el payaso toca su violín y los niños se reúnen a su alrededor y comienzan a reír.

Ver el video “El Payaso”

Aun somos útiles, hay esperanza, nunca es tarde para ponernos en manos del Dador de Gracia, en lugar de ponernos a pensar en lo que perdimos debemos ponernos a pensar en lo que Dios quiere hacer con nuestro remanente, y parecería algo pequeño, pero en manos de Jesús lo pequeño se multiplica.

“Mientras viva, te alabaré”, palabras poderosas de una canción, son un compromiso, pero al mismo tiempo son una promesa, Dios no abandona la obra de sus manos, lo podemos ver en la historia de la humanidad caída y la fidelidad de Dios demostrada en una cruz, nunca nos abandonó, nunca lo hará y el mismo se provee una esperanza, un remanente.

Y lo más importante: Dios no me ha rechazado.

Rom 11:2  Desde el principio, Dios había reconocido a los israelitas como su pueblo; y ahora no los ha rechazado. ¿No saben ustedes que la Escritura dice en la historia del profeta Elías que este, en su oración a Dios, acusó al pueblo de Israel? Dijo:

Rom 11:3  “Señor, han matado a tus profetas y han destruido tus altares; solo yo he quedado con vida, y a mí también me quieren matar.”

Rom 11:4  Pero Dios le contestó: “He apartado para mí siete mil hombres que no se han arrodillado ante el dios Baal.”

Si pensé que todo está perdido, no es así, Dios aun me permite respirar, todavía puedo pensar, aun tengo un corazón que pueda amar, aun puedo serle útil… mi historia puede cambiar. Después de la caída Dios sigue siendo Dios, su gracia sigue estando al alcance de quien la quiera recibir.

(Perdóname, en lo que Tú ya me habías advertido caí, en lo que enseñaba, en eso mismo tropecé, permíteme enmendar el error cometido, Mario necesita quien le ayude y me porte como la persona egoísta, ventajosa, facilista y ocupada que yo mismo describí el día anterior, no reconocí que Tú lo habías traído para hacerle bien a través de mi, perdí mi cita divina, ¡¡¡cuánto me falta!!!, espero ser más sensible y obediente, perdóname por mi ira, perdóname por mi egoísmo, por mi miopía, lávame con tu Sangre Preciosa, permíteme ser diferente el día de hoy… necesito que me cambies el corazón)

Comments are closed.