Cuatro Ladrones del Propósito de Dios :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

Cuatro Ladrones del Propósito de Dios

Mateo 21:12 Jesús entró en el templo y echó de allí a todos los que estaban vendiendo y comprando. Volcó las mesas de los que cambiaban dinero a la gente, y los puestos de los que vendían palomas;  y les dijo: –En las Escrituras se dice: ‘Mi casa será declarada casa de oración’ pero ustedes están haciendo de ella una cueva de ladrones.

Se acercaron a Jesús en el templo los ciegos y los cojos, y él los sanó.

Pero cuando los jefes de los sacerdotes y los maestros de la ley vieron los milagros que hacía, y oyeron que los niños gritaban en el templo: “¡Hosanna al Hijo del rey David!”, se enojaron y dijeron a Jesús: –¿Oyes lo que esos están diciendo?

Jesús les contestó: –Sí, lo oigo. Pero ¿no han leído ustedes la Escritura que habla de esto? Dice: ‘Con los cantos de los pequeños, de los niñitos de pecho, has dispuesto tu alabanza.’

El templo: El creyente es templo de Dios, somos el lugar de su presencia, aquellos sobre quienes es invocado el nombre de Jesús y Jesús llego a Jerusalén con un Propósito, traer Salvación pero antes era necesario limpiar su templo, de igual manera, para que Dios nos pueda dar la bendición, para poder disfrutar de su presencia y alcanzar Su Propósito sacar lo que trae deshonra a nuestro Dios.

Dios tiene un Gran Propósito

Marcos 11:17 –En las Escrituras dice: ‘Mi casa será declarada casa de oración para todas las naciones’

Un Propósito de Bendición

Isaías 56:7 yo los traeré a mi monte sagrado y los haré felices en mi casa de oración. Yo aceptaré en mi altar sus holocaustos y sacrificios, porque mi casa será declarada casa de oración para todos los pueblos.

Un Propósito Sobrenatural

Se acercaron a Jesús en el templo los ciegos y los cojos, y él los sanó.

Un Propósito de Alabanza  Victoria y Gloria

Salmo 8:1 Con la alabanza de los pequeños, de los niñitos de pecho, has construido una fortaleza por causa de tus enemigos, para acabar con rebeldes y adversarios.


Es necesario echar a Cuatro Ladrones que nos quieren robar el Propósito de Dios. Y esto no es un proceso fácil ni tampoco será agradable, pero es necesario. No dejes que el fariseo te impida recibir, sé como un niño.

1.     El Ladrón del Interés:

Echó fuera a los que vendían y compraban

Gente que estaba allí no para adorar a Dios ni para conocerle, estaban allí por puro interés, y nosotros podemos caer en este error, oramos  buscando solamente beneficio, leemos la Biblia buscando promesas de prosperidad y no buscamos a Jesús,  hacemos algo en la iglesia solamente si Dios hace algo por nosotros, los hijos no hacen favores a sus padres si estos no le dan recompensa, se enojan y resienten si no hay dinero.

2.     El Ladrón de la Ventaja:

Volcó la mesa de los cambistas

Nos aprovechamos del que está en necesidad, aconsejamos a alguien y lo invitamos a un encuentro solo por llenar las metas y los cupos, nos decimos cristianos pero en el trabajo no desaprovechamos al necesitado para cobrarle más de la cuenta, como los taxistas que están en el terminal y no cobran lo justo sino que se aprovechan de la situación para cobrar extra.

“Es que es un negocio, si quiere compre, yo no le estoy obligando, no le estoy poniendo un cuchillo en la garganta para que compre”, pero la necesidad de los demás si es un cuchillo en la garganta y aprovecharse es robar.

3.     El Ladrón de lo Fácil:

Los que vendían palomas

Levítico 5:6 y le presentará al Señor una hembra de sus rebaños como sacrificio por el pecado cometido; puede ser una oveja o una cabra, y con este sacrificio el sacerdote obtendrá el perdón de los pecados de esa persona. “Si no tiene lo suficiente para comprar un cordero, deberá llevar al Señor dos tórtolas o dos pichones de paloma por el pecado.

¿Por qué no habían puestos de venta de corderos ni de becerros?, solo habían puestos  de venta de palomas, como si todos no tuvieron lo suficiente para entregar una oveja, pero a veces si tenemos lo suficiente, tenemos el diezmo, tenemos la ofrenda pero no damos completo, solamente como para decir que damos, en nuestro tiempo de búsqueda de Dios, el tiempo de oración, oramos 10 minutos por cumplir y listo, en lugar de planificar concienzudamente, leemos al palabra a la carrera en lugar de sentarnos a escudriñar, en definitiva no hacemos los que debemos y esto también es pecado.

4.     El Ladrón del Activismo:

Llevando cosas

Marcos 11:16 no permitía que nadie pasara por el templo llevando cosas.

Nos olvidamos que Dios está aquí, no lo respetamos, simplemente hacemos cosas, nos sentamos a escuchar la palabra porque toca, venimos a la iglesia y en media predica nos salimos, estamos ocupados, en media predica nos ponemos a escribir las cartas para las personas que están en encuentro, los que están sirviendo a Dios pueden caer más fácilmente en este pecado, acuérdate de la actitud de Marta y María, “afanada y turbada estas pero solo una cosa es necesaria”.

Mi casa será llamada casa de oración, casa de su presencia, casa de búsqueda de Dios, pero la convertimos en interés, ventaja y facilismo y actividad, ladrones que nos roban el Propósito, la bendición de Dios y Su Presencia.


Anexo

Jeremías 7:1 El Señor se dirigió a Jeremías, y le dijo: “Ponte a la entrada del templo del Señor y da a conocer allí este mensaje: Habitantes todos de Judá, que entran por estas puertas a adorar al Señor, escuchen este mensaje del Señor todopoderoso, el Dios de Israel: ‘Mejoren su vida y sus obras, y yo los dejaré seguir viviendo en esta tierra. No confíen en esos que los engañan diciendo: ¡Aquí está el templo del Señor, aquí está el templo del Señor!

‘Si mejoran su vida y sus obras y son justos los unos con los otros; si no explotan a los extranjeros, a los huérfanos y a las viudas, ni matan a gente inocente en este lugar, ni dan culto a otros dioses, con lo que ustedes mismos se perjudicarían, yo los dejaré seguir viviendo aquí, en la tierra que di para siempre a sus antepasados. ‘Ustedes confían en palabras engañosas que no les sirven de nada. Roban, matan, cometen adulterio, juran en falso, ofrecen incienso a Baal, dan culto a dioses con los que ustedes nada tienen que ver, y después vienen a este templo que me está dedicado, a presentarse ante mí. Se creen que aquí están seguros; creen que pueden seguir haciendo esas cosas que yo no soporto.

¿Acaso piensan que este templo que me está dedicado es una cueva de ladrones? Yo he visto todo eso. Yo, el Señor, lo afirmo.

Vayan a mi santuario en Siló, el primer lugar que escogí para residir, y vean lo que hice con él por la maldad de mi pueblo Israel. Y aunque una y otra vez les he advertido acerca de su conducta, ustedes no han querido obedecerme, y ni siquiera me han respondido. Yo, el Señor, lo afirmo. Por eso, lo mismo que hice con el santuario de Siló, lo voy a hacer con este templo dedicado a mí, el cual les di a ustedes y a sus antepasados y en el que ustedes confían. Los arrojaré a ustedes de mi presencia como antes arrojé a sus hermanos, los descendientes de Efraín.’

 

Comments are closed.