Deficit de Atención :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

Deficit de Atención

Me pregunto: Si en estos días se presentase un hombre cargado de bondad, del cual se hablase que hace señales y prodigios y hablase verdades eternas ¿Yo le seguiría?, ¿creería que es Dios hecho Hombre?

Rom 10:16  Pero no todos han aceptado el evangelio. Es como dice Isaías:”Señor, ¿quién ha creído al oír nuestro mensaje?”

Aceptar el  Mensaje de Salvación por medio de la Obra de Jesucristo en la Cruz, esa es la parte que está en manos del hombre, es un regalo que se nos ofrece y como todo regalo podemos aceptarlo o rechazarlo, eso depende de nosotros.

Pablo cita el pasaje en que Isaías le pregunta a Dios ¿Quién ha creído nuestro mensaje?, Pablo se identifica con Isaías porque el mismo Isaías habla del mensaje de La Cruz, Isaías habla del Mesías Sufriente, del Hijo de Dios Crucificado cientos de años antes que sucediera.

Ambos experimentaron el hecho que algunos aceptaban el mensaje y otros lo rechazaban, en el tiempo de Isaías algunos ponían la esperanza en el Él que vendría y en el tiempo de Pablo en el que ya vino y volverá, en todos los tiempos Dios reveló a su hijo con una condición necesaria, que aceptemos el regalo de la Salvación por fe.

Exceptuando tal vez a Tomas, todo hombre en toda época necesitó de la fe para poder ser salvado, aun en la época en que Jesús caminaba en la tierra él no se mostró abiertamente, siempre se presentó a sí mismo como el Hijo del Hombre, y la gente decidía creer en él como el Salvador.

Evidentemente los discípulos de Cristo tenían una fe a medias mientras estaban con Él, sino no lo hubieran dejado, negado y vendido, algo les faltaba para creer completamente y sin reservas…

No era el mensaje de Resurrección porque los discípulos ya habían oído de la boca de Jesús ese mensaje, tampoco les hacia falta el Mensaje de la Cruz, lo habían oído de Isaías y de la boca del mismo Jesucristo, ¿Qué necesitaban ellos para creer?

Rom 10:17 Porque la fe viene cuando se escucha con atención el mensaje que predicamos acerca de Jesucristo.

¡Qué maravillosa respuesta!, lo que todo hombre necesita es Escuchar con Atención el Mensaje de la Cruz.

Decía el señor Moody: “Si tan solo logrará que un hombre se dedicará 5 minutos a reflexionar y escuchar con atención el Mensaje del Evangelio estoy convencido que ese hombre alcanzaría la salvación”

Entonces lo que necesitamos es: Poner Atención

Ayer una mujer me preguntó: –¿Cómo es que usted entiende la Biblia si es tan difícil de entender?

Mi respuesta fue francamente mala, le hable de muchas cosas pero al final creo que la deje casi en la misma situación, sino más confundida; en contraste recordé otra conversación que tuve hace dos días con un amigo que iba a predicar en la reunión de jóvenes de nuestra iglesia. Le pregunte —¿William como preparas un mensaje? y me respondió:

–“Leo una, otra y otra vez una porción de la Biblia hasta que Dios me empieza a hablar”

Es una respuesta muy práctica, tal vez la más practica que he oído, no es cuestión de conocimientos teológicos, ni de una avanzada capacidad mental, simplemente dijo: –“No lo paso de largo, lo leo una y otra vez, medito en el texto hasta que Dios me empieza a hablar”.

Esa debe ser nuestra actitud al oír un mensaje, esa debe ser nuestra actitud al leer la Biblia, ATENCION.

Y la atención no es algo de exclusiva responsabilidad del que escucha, Spurgeon el Príncipe de los Predicadores decía:”Si no somos capaces de atraer la atención de nuestros oyentes, no merecemos que nos escuchen”

Aimé Temple McPherson era una jovencita muy bonita y su estrategia era subirse en una silla en medio de la calle con una trompeta, tocando hasta que un buen grupo de gente se reunía alrededor de ella, entonces salía corriendo hacia un galpón cercano, la gente la seguía y cuando entraban ella colocaba candado a la puerta y comenzaba a predicarles de Jesús, así empezó la que sería tal vez la iglesia más grande del mundo en su época.

Existen ayudantes poderosos para la atención: tomar apuntes y luego repasarlos una y otra vez, marcar con colores lo que nos impresiona en nuestra Biblia, silencio al estudiar, música apropiada, etc. Pero creo que lo más útil es poner atención conscientemente, esperando que Dios nos hable.

Moisés pasó 40 años en el desierto pastoreando ovejas y todo pastor tiene sus rutas y caminos establecidos por los que transita una y otra vez, ¿Cuántas veces pasó Moisés frente a la zarza ardiendo sin ponerle atención?

Exo 3:2-3  Allí el Ángel del Señor se le apareció en una llama de fuego, en medio de una zarza. Moisés se fijó bien y se dio cuenta de que la zarza ardía con el fuego, pero no se consumía. Entonces pensó: “¡Qué cosa tan extraña! Voy a ver por qué no se consume la zarza.”

¿Cuántas veces Dios nos habrá querido hablar y nosotros nos lo perdimos simplemente por no poner atención?, ¿Cuál sería nuestro nivel de fe si solo pusiéramos más atención en la predicación?, ¿y si Dios nos quiere hablar continuamente?

Y la pregunta más terrible de todas: ¿Cuántas personas se irán al infierno simplemente por no poner atención?

Psa 28:5  Por cuanto no atendieron a los hechos de Jehová ni a la obra de sus manos, ¡él los derribará y no los edificará!

Así que mi propósito es de ahora en adelante en todo lo que pase, en cada predica o mensaje, cuando lea un libro, la Biblia o mire las estrellas, voy poner conscientemente toda mi atención en lo que Dios quiere decirme… tal vez hoy me tope con mi zarza.

Deu 28:1  “Acontecerá que si oyes atentamente la voz de Jehová,  tu Dios,  para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy,  también Jehová,  tu Dios,  te exaltará sobre todas las naciones de la tierra.

(Amado Señor, perdón, me quedé dormido, pero aquí estoy, el día esta avanzado y la tentación es hacer las cosas a la carrera, cumplir por cumplir, pero no debe ser así, Tú nunca debes ser tomado a la ligera, el acercarse a Ti debe tener prioridad y debemos respetar tu majestad, me dispongo a tus tiempos, a lo que puedas y quieras hacer conmigo, mis actividades están en tus manos, deseo estar donde tu estas y decir lo que tú quieras decir y callar si tú quieres callar, TE QUIERO OIR)

Responses (2)

  1. Nico Paillacho says:

    acepto el regalo de la Salvación por fe.
    por cuando mas te conozco mas quiero saber de ti. a pesar de las circunstancias siempre he tenido fe, de que Dios esta en medio de todo lo que hago, no soy de las personas tipo religiosas que les gusta que le vean lo que hace, para decir que esta con Dios, como una vez escuche, yo estereorice mi adoración.

    una relación Dios y mi vida, es lo que me ha mantenido, hasta ahora, pero Dios en estos últimos tiempos me a pedido subir un nivel mas, dar un paso mas en la vida cristiana. y a veces detengo. porque no se con exactitud lo que Dios me tiene preparado.

  2. Carlos says:

    Buen devocional!

    Estaba buscando otra info pero me ayudo igual :)