PERO el mayor obstáculo para la salvación :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

PERO el mayor obstáculo para la salvación


Rom 10:14  Pero ¿cómo van a invocarlo, si no han creído en él? ¿Y cómo van a creer en él, si no han oído hablar de él? ¿Y cómo van a oír, si no hay quien les anuncie el mensaje?

Supongo que en estos casi 2000 años se habrán predicado cientos de miles de sermones basados en este versículo, y casi todo creyente fiel debe haber tenido una revelación personal respecto a que significa este versículo, e incluso hoy en día, en cada seminario, cada iglesia, cada escuelita dominical, cada centro de formación este versículo es explicado muy ampliamente.

Sin embargo Tú siempre mantienes viva tu palabra, y como Tú mismo, tu palabra es infinita y con millones de facetas, algo nuevo  siempre podemos encontrar, no creo que haya sobre la tierra un hombre que domine completamente el significado de una porción de tu palabra, así como en todos los libros del mundo no cabe la información que existe sobre un grano de arena… Todo lo que existe es infinito en alguna manera.

El texto anterior, Romanos 10:13, nos hablaba acerca de lo sencillo que es abrir la puerta de la Salvación usando la llave de la Obra de la Cruz y que cualquiera puede hacerlo, sobre eso se basa el texto actual, Romanos 10:14.

La palabra PERO  es una palabra poderosa, porque limita cualquier frase por grandiosa que sea, poniendo condiciones, negándola o haciéndola dependiente de algo, y así es en este caso, el PERO con en que comienza este texto limita la maravilla del texto anterior, limita la verdad gloriosa que Cualquier Hombre en Cualquier Lugar puede levantar sus ojos al cielo y basándose en la Obra de la Cruz alcanzar la Salvación y Vida Eterna.

¿Qué es ese PERO que entorpece la salvación de la humanidad?

Ese PERO no es simplemente una palabra, ese PERO es UNA PERSONA, o más bien un grupo de personas, lo que limita la salvación de cada hombre y cada mujer sobre esta tierra tiene nombre y apellido, ESE PERO SOY YO.

El Mensaje de Salvación es excluyente, no porque yo lo quiera así sino porque Dios lo hizo así, el mismo Señor Jesucristo dijo:

Joh 14:6  Yo soy el camino, la verdad y la vida. Solamente por mí se puede llegar al Padre.

Dios mismo estableció que no había otro camino ni otro nombre en el cual se pueda hallar salvación. Así que nadie puede hallar Salvación y Vida Eterna sino es en el Nombre de Jesús, y Dios mismo nos ha hecho portadores de Su Nombre.

Somos los únicos, no hay nada más ni nadie más que pueda hacer conocer el nombre de Jesús. Está escrito que ni aun los ángeles pueden llevar ese nombre a quienes no lo conocen, no tienen ese privilegio ni tampoco la capacidad, nadie conoce lo que es la Salvación sino solamente aquel que es salvado.

Ese pero soy yo, y de mi depende que otros tengan la oportunidad de alcanzar la salvación, y es tan poca la ayuda, tan pocos los obreros, que ninguno puede decir “yo no soy llamado a eso”.

La misión de cada uno de nosotros es llevar la Llave a cada preso, si ellos hacen uso de esa llave ya depende solamente de ellos.

¿Vamos al trabajo tranquilos?, ¿nos vamos un fin de semana a la playa sin preocupaciones?, ¿dormimos tranquilos por las noches sin dedicar siquiera una pequeña oración por la salvación de los que no conocen a Jesús?, entonces somos HIPOCRITAS.

Y creo que todos en una y otra medida somos un poco hipócritas, aunque no nos guste, pero esa es la verdad, solamente quien lo ha dado todo por la salvación de otros puede decir que no lo es. Mi mamá me dijo una sabia frase: “El que da todo lo que tiene, no debe nada”

Y  creo que nuestro crecimiento depende de cómo, poco a poco vamos dejando esa falsedad y asumiendo la realidad, muy dura pero muy real: SOMOS RESPONSABLES.

El 15 de noviembre 1985 en la ciudad de Armero, Colombia se escuchó el rugido del volcán cercano, un residente, Ulises Molano fue corriendo a la estación de bomberos y pregunto qué pasaba, los bomberos le dijeron “No pasa nada, no vamos a encender la sirena porque se asustaría mucho la gente, es normal”

Resultado: En la noche el calor del volcán y las lluvias provocaron que 23000 personas murieran bajo un derrumbe de lodo de un kilómetro y medio de ancho. Se les negó la posibilidad de conocer la realidad y murieron.

En este mundo que camina hacia una eternidad sin Dios nosotros somos esos bomberos. Hasta que no vivamos a plenitud la Gran Comisión que nos ha sido entregada no dejaremos de ser ese PERO.

Marcos 16:15 dice: Y les dijo: Id por todo el mundo; predicad el evangelio a toda criatura.

(Oración lavando platos, ¡¡¡si se puede!!!)

Comments are closed.