Jesús Adrian Romero: Jesús es la perla de Gran Precio :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

Jesús Adrian Romero: Jesús es la perla de Gran Precio

El día de ayer estaba en mi oficina estudiando, preparando la plática para el día de hoy y entró mi hija preguntándome: — ¿De qué vas a hablar mañana papá? Le conteste: –de Jesús, — obvio papá, pero de qué vas a hablar.

Y yo no sé si es tan obvio para todos que esto se trata de Jesús, a veces pensamos que se trata de otras cosas o que se trata de nosotros mismos. Pero:

¿Sabemos realmente que todo tiene que ver con Jesús?

Hablando Jesús con los judíos les dice

Juan 5:39  Escudriñad las Escrituras,  porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna,  y ellas son las que dan testimonio de mí.

La Biblia no se trata de la vida eterna o el cielo, no se trata de prosperidad, no se trata de bendiciones. Jesús estaba siendo muy claro con los judíos, les decía que ellos venían a este libro buscando la vida eterna pero este libro se trata de mí.

Las respuestas aprendidas son muchas, y muy variadas, pero mas allá de los credos aprendidos es de vital importancia definir de una manera muy personal quien es Jesús para ti.

Es tan importante que Jesús en una ocasión, hablando con sus discípulos les pregunta:

1.     ¿Quién soy yo para ustedes?

Mat 16:13-18  Al llegar Jesús a la región de Cesárea de Filipo, preguntó a sus discípulos,  diciendo: –¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?
Ellos dijeron: –Unos,  Juan el Bautista;  otros,  Elías; y otros,  Jeremías o alguno de los profetas.
Él les preguntó: –Y vosotros,  ¿quién decís que soy yo?
Respondiendo Simón Pedro,  dijo: –Tú eres el Cristo,  el Hijo del Dios viviente.
Entonces le respondió Jesús: –Bienaventurado eres,  Simón,  hijo de Jonás,  porque no te lo reveló carne ni sangre,  sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo que tú eres Pedro,  y sobre esta roca  edificaré mi iglesia, y las puertas del Hades no la dominarán.

Tan importante es la respuesta a la pregunta de ¿Quién es Jesús para ti? que Jesús mismo se lo pregunto a sus 12.

Mi destino eterno descansa en la respuesta a la pregunta, ¿Quién es  Jesús?

Veamos el pasaje:

Esto sucedió en Cesárea de Filipo, es un lugar precioso, allí se encuentra el monte Hermón, que tiene montañas nevadas muy preciosas, allí también está la fuente de la cual brota el rio Jordán que pasa por Israel, pero también este lugar era un lugar de mucha idolatría y mucho pecado, en ese lugar se había adorado al becerro de oro, también el nombre de Cesárea de Filipo hablaba del imperio romano, también en ese lugar había un templo en honor a Augusto Cesar, también allí había una caverna, un templo dedicado al dios griego Pan, era un lugar de mucho significado para la gente, y en ese lugar Jesús les pregunta a sus discípulos, ¿Quién dice la gente que soy yo?, ¿Quién soy yo para ti?.

Y en medio del lugar donde yo vivo, en medio de tantas cosas que reclaman mi atención, Jesús me pregunta: ¿Quién soy yo para ti? ¿Quién soy yo para la gente que sabe algo de mí?

Unos dijeron que era Elías, otros, que eres Juan, que eres uno de los profetas, etc.

Y las respuestas siguen siendo las mismas: un gran hombre, un gran maestro, un revolucionario, un gran profeta.

El que tengas un pensamiento positivo de Jesús no quiere decir que ese sea el correcto, hay muchas cosas buenas o admirables que la gente puede decir acerca de Jesús pero no significa que tengan la idea correcta de quien es Jesús o que significa.

Y después de que cada uno de ellos escucha lo que la gente dice él les pregunta directamente:

¿Quién dicen ustedes que soy yo?

No se trata de lo que dicen otras personas acerca de Jesús, tus padres, de lo que dicen tus maestros, lo que dice el sacerdote o el pastor, se trata de lo que yo digo acerca de Jesús

La respuesta de Pedro no se hace esperar, — Tú eres el hijo del Dios Viviente

Conocemos a Pedro como impulsivo, que cometía muchos errores en su manera de hablar, que conocía su posición, sabía exactamente quién era el y quien era Jesús.

Y podemos tener muchos defectos, haber tenido muchos fracasos y posiblemente tenemos muchos errores en nuestra vida, pero si tenemos claro quiénes somos nosotros, cual es nuestro lugar y quien es Jesús, estaremos bien, seguros, eso es lo que importa.

Pedro le dice a Jesús: Tú eres el hijo del Dios verdadero, tú eres el verdadero Dios, el Mesías, el Salvador

Le está diciendo: Tú no eres un dios como otros dioses, un dios hecho por mano de hombre, porque en esos tiempos había muchos dioses por todos lados.

En otra ocasión cuando Jesús le dice a sus discípulos que las condiciones para seguirle son las mismas para ellos que para toda la gente y les dice que si quieren irse se vayan, Pedro le responde: Señor, ¿a quién iremos si solo tú tienes palabras de vida eterna?

Después Jesús le dice a Pedro: Bienaventurado eres, dichoso eres, esa respuesta, ese entendimiento que tú tienes acerca de mí te hace dichoso, bienaventurado.

¿Puede Jesús decir lo mismo acerca de mí?

2.     El valor que yo le doy  a Jesús determina la opinión que yo tengo acerca de Él

Mat 13:45-46 “También el reino de los cielos es semejante a un comerciante que busca buenas perlas, y al hallar una perla preciosa,  fue y vendió todo lo que tenía y la compró.

Un buscador de perlas finas, un buscador de tesoros, y todos nosotros buscamos tesoros y pasamos la vida entera en una búsqueda constante.

Padres que a sus hijos le dicen “tesoro”, esposas que le dicen a sus esposos “tesoro”, porque de eso se trata nuestra vida, pasamos buscando tesoros. Y de eso haba la parábola, de eso habla Jesús,  de alguien que busca una perla de gran valor y cuando la encuentra va y vende todo lo que tiene para adquirir la perla de gran valor.

Mel Fisher y la búsqueda de La Atocha,

Mucho pensaban que era una leyenda, tenía que buscarla en una área inmensa de 100 millas a la redonda, mucho trabajo, paso muchos años buscando, invirtiendo todo lo que tenia, de vez en cuando encontraba una moneda, un lingote, y se animaba, luego el gobierno dijo que si se encontraba el tesoro ellos lo confiscarían, gasto muchísimo en juicios contra los gobiernos 6 millones, continuo su búsqueda sin saber si podría quedarse con el tesoro, uno de sus hijos encontró unos registros españoles,  descubrieron que la Atocha se había partido en varios pedazos y tenían que buscar en un área más grande,  una noche el barco se inundo mientras dormían y murieron esa noche su hijo y la esposa de su hijo junto a otro compañero de trabajo…… había gastado casi 12 millones de dólares y solo le quedaba dinero para pagar 2 semanas a su tripulación… y sucedió, se escucharon noticias del hallazgo de La Atocha, a su 60 años… y el tesoro era increíble, recompensaba con creces lo gastado.

Leer historia completa: http://www.melfisher.org/espanol/melstorysp.htm

Y nos ponemos a pensar ¿Cómo alguien puede dedicar su vida a buscar un tesoro?

Pero todos somos así, todos los seres humanos estamos metidos diariamente en la búsqueda de un tesoro, sabemos que tenemos necesidad de algo, que diariamente tratamos de llenar ese vacío, pero sin saberlo buscamos a Jesús, el es el tesoro que tanto hemos anhelado, lo que el mundo entero busca sin darse cuenta.

Cuando encuentras a Jesús le rindes tu vida entera y te abandonas totalmente a él.

Si yo creo que conocí a Jesús y no me rendí incondicionalmente, completamente a Él, si mi vida no gira completamente alrededor de Él, entonces no le he encontrado.

Pablo lo había conocido, mi tesoro es Jesús, en eso consiste mi vida, en eso estoy enfocado:

Php 3:7-8  Pero cuantas cosas eran para mí ganancia,  las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente,  aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor.  Por amor a él lo he perdido todo y lo tengo por basura,  para ganar a Cristo.

Los discípulos dijeron lo mismo:

Mat 19:27  Entonces,  respondiendo Pedro,  le dijo: –Nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido;  ¿qué,  pues,  tendremos?

Todo lo hemos vendido por seguirte ¿Quién es Jesús para mí?

Hemos sido motivados, desafiados por historias de personas que se han entregado a Jesús de una manera completa.

3.     Necesitamos estar cerca de Jesús para conocer su Voz y hacer su Voluntad

Joh 10:3-5  A este abre el portero,  y las ovejas oyen su voz;  y a sus ovejas llama por nombre y las saca. Y cuando ha sacado fuera todas las propias,  va delante de ellas;  y las ovejas lo siguen porque conocen su voz. Pero al extraño no seguirán,  sino que huirán de él,  porque no conocen la voz de los extraños.

A las personas no las reconocemos por sus manos sino principalmente en su rostro y su voz. Muchas veces nos hemos enfocado en sus manos, en lo que él nos puede dar, un tipo de fe y relación con Dios en la que solo vemos a alguien que solamente provee para mis necesidades, y nuestra oración, nuestra relación es una lista de peticiones.

El conocer el rostro y la voz de Dios vienen como resultado de tener comunión con El.

Fiel es Dios que nos ha llamado a tener comunión con su Hijo, ¿Cómo descubro la voluntad de Dios para mí?, ¿Qué es lo que Dios tiene para mí?, eso es automático si paso tiempo con Él.

El es el resplandor de la gloria de Dios, la imagen misma de la substancia de Dios, por El fueron creadas todas las cosas, la imagen del Dios Invisible, Alfa y Omega, Emanuel, Estrella de la Mañana, El lirio de los Valles, Mesías, Salvador, El Verbo hecho carne, el Amigo Fiel, el único que puede llenar el vacío de mi corazón.

Devocional basado en la predicación del Pastor Jesús Adrián Romero, www.vastagoepicentro.com

Comments are closed.