¿Predestinación ó elección? :: Fortaleza: jóvenes cristianos quito ecuador Jorge y Rossana Briceño

¿Predestinación ó elección?

La siguiente parte, es necesario tratarla con sumo cuidado, porque se presta para interpretaciones y doctrinas erradas.

(Háblame, guárdame de mis propios pensamientos, guárdame de la voz del enemigo, quiero oír solo tu voz, quiero entender tu verdad para vivir en ella, no permitas que yo sea piedra de tropiezo a tus pequeños, por tu gran misericordia considérame un vaso de barro limpio para tu gloria, mi mayor pasión es vivir por ti y para ti, cerca de ti, tu eres mi Dios, con el gran amor con que me has amado,  guíame por las sendas que has preparado para mi…

Mi esposa se prepara para salir a hacerse unos exámenes de sangre, mi pequeño Lucas esta junto a mis piernas con su tambor y Elías está dormido, hay tantas cosas por hacer, todas son necesarias, pero estar cerca de ti es la mejor…)

Rom 8:28b  esto es,  a los que conforme a su propósito son llamados.

Rom 8:29  A los que de antemano Dios había conocido, los destinó desde un principio a ser como su Hijo, para que su Hijo fuera el primero entre muchos hermanos.

Rom 8:30  Y a los que Dios destinó desde un principio, también los llamó; y a los que llamó, los hizo justos; y a los que hizo justos, les dio parte en su gloria.

Conforme a su propósito: Dios, tú tienes un propósito, un plan, en todas las escalas, tienes un plan para toda la eternidad, un plan para la humanidad y la creación, para esta generación, para este país, para esta ciudad, para esta iglesia, para este equipo, para mi familia, para mí, tu sabiduría es más alta que los cielos, nada la puede contener.

¿Cuál es tu propósito Dios?, ¿Qué es lo que quieres lograr?

Eph 1:4  según nos escogió en él antes de la fundación del mundo,  para que fuéramos santos y sin mancha delante de él. Por su amor,  nos predestinó para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado.

En amor seamos adoptados como hijos santos por medio de Jesucristo para alabar la gloria de su gracia.

Conocidos desde el principio,  antes de crearlo todo, antes de la Caída, antes de la Cruz, antes que todo, antes que el tiempo…

“…Dios habita en la eternidad, pero el tiempo habita en Dios. Él ya ha vivido todos nuestros mañanas, así como ha vivido todos nuestros ayeres

Aquí nos podría ayudar una ilustración ofrecida por C. S. Lewis. Éste sugiere que pensemos en una hoja de papel de una extensión infinita. Eso sería la eternidad. Entonces, en ese papel, dibujemos una corta línea para representar el tiempo. Así como la línea comienza y termina dentro de esa expansión infinita, también el tiempo comenzó en Dios y terminará en Él.

Que Dios aparezca al principio de los tiempos no es algo demasiado difícil de comprender. Pero que aparezca al principio, y también al final de los tiempos, de manera simultánea  es algo no tan fácil de captar; con todo, es cierto, Nosotros conocemos el tiempo a través de una sucesión de acontecimientos. Es la forma en que damos razón de los cambios consecutivos  del universo. Los cambios no se producen todos de golpe, sino en sucesión, unos tras otros, y es la relación del “antes” con el “después” la que nos da nuestra idea del tiempo. Nosotros esperamos que el sol se mueva de este a oeste para que el horario se mueva sobre la carátula de nuestro reloj, pero Dios no está obligado a esperar. Para Él, todo lo que va a suceder ya ha sucedido”. (Del libro El Conocimiento del Dios santo, A. W. Tozer)

En este contexto Dios conoce, escoge, elige, llama, justifica y nos comparte su gloria, como quien saca monedas de un estanque, todo simultáneamente.

Destinados a ser como su Hijo, Destinados a ser como Jesús, ¿en qué somos destinados a ser como Jesús?

Carácter, Cuerpo glorificado, Autoridad, Santidad, Acciones, Comunión, Destinados a ser hijos del Padre, a herencia eterna

Fuimos llamados por Tu Espíritu Santo mediante la predicación de las Buenas Noticias, fuimos Justificados por medio del sacrificio de Jesucristo en la Cruz y nos diste parte en tu gloria siendo motivos de alabanza de tu gracia y bondad.

Las preguntas de rigor:

¿Hay personas que no son llamadas?, ¿Hay esperanza para ellas?,  ¿Hay personas que no son escogidas?, ¿Podemos rechazar el llamado de nuestro Dios?, ¿Qué pasa con el libre albedrío?, ¿Por qué razón condena Dios a los que no son llamados?

Son preguntas importantes, porque dependiendo de nuestras respuestas actuaremos de una u otra forma.

Lamentablemente no podemos imaginar cómo será la eternidad, el no-tiempo, así que si bien las respuestas pueden ser aproximadas no serán completas ni perfectas.

Mi única forma de contemplar esto es con un doble tiempo, “nuestro tiempo” y “el tiempo donde Dios se mueve”, esto ya es inexacto pero no puedo imaginarme nada más…

Eternidad, es un atributo de Dios, Dios es Eterno

Tomemos la idea de que nuestro tiempo, nuestro espacio, la creación caída es como un estanque pequeño de agua y las piedrecitas del fondo somos nosotros, Dios contempla el estanque y llama… Sale su Voz, Sale el Verbo, Sale Jesús, se transforma en una roca y afecta el estanque, Jesucristo descendiendo del trono, esta vibración toca a un grupo de rocas, transmitiendo el impuso y la vibración, como maestro en el billar, Dios conoce, de antemano planifica el tiro el ángulo y la fuerza con la que lanzará de tal manera que como en una gigantesca mesa la roca principal toque a otras y estas a su vez a otras, parecida a la ilustración de Asimov en su libro “Mesa de Billar Darwiniana”, pero ¿Dónde entra el libre albedrío?

Mateo 20:16  Así,  los primeros serán últimos y los últimos,  primeros,  porque muchos son llamados,  pero pocos escogidos.

Palabras de Jesús, el llamado, el impacto toca a muchos, pero cada piedra viva decide como reaccionar al mismo, la piedra que reacciona a favor del impacto es escogida, e impacta a las piedras que la rodean, luego de esto salta del estanque, mientras la que responde negativamente se hunde más profundamente entre las piedras.

En este contexto se responden las preguntas:

¿Hay personas que no son llamadas? si, hay personas que no son llamadas, aquellas a quienes la reacción de la piedra principal no llega.

¿Hay esperanza para ellas?, no, no la hay, la piedra por sí misma no tiene el impulso para salir del estanque.

¿Hay personas que no son escogidas?, si, todos aquellos que no fueron llamados y también los que reaccionaron negativamente al llamado.

¿Podemos rechazar el llamado de nuestro Dios?, si, si podemos

¿Hay esperanza para quien rechaza el llamado?, al hundirse la piedra más profundamente entre las piedras del fondo es posible que no solo una vez sino muchas veces la reacción de las otras piedras la golpee, y cada vez puede tomar la decisión de responder a ese llamado o hundirse en el fondo.

¿Por qué razón condena Dios a los que no son llamados?, todos están inmersos en el estanque, todos están envueltos en delitos y pecados, no es una injusticia darle algo a quien no se lo merece y no darle algo a quien también no se lo merece, ambos no se lo merecen

Mateo 20:15  ¿No me está permitido hacer lo que quiero con lo mío?  ¿O tienes tú envidia,  porque yo soy bueno? Así,  los primeros serán últimos y los últimos,  primeros,  porque muchos son llamados, pero pocos escogidos.

¿Cuál es mi parte en el plan  de salvación?, escogemos ser instrumentos en sus manos, Dios es quien dirige el impulso, pero nosotros permitimos que el impulso pase a través nuestro, en ese sentido somos colaboradores de Dios.

¿Podemos saber quiénes son llamados y quienes no?, no, ese conocimiento está vedado a nosotros, nuestro deber es considerar a todas las piedras vivas que nos rodean como llamadas a ser salvas, luchar por la salvación de todos.

¿Soy llamado?, si en mi corazón hay esa pregunta, si es la respuesta,

Juan 10:2  Pero el que entra por la puerta,  el pastor de las ovejas es. A este abre el portero,  y las ovejas oyen su voz;  y a sus ovejas llama por nombre y las saca. Y cuando ha sacado fuera todas las propias,  va delante de ellas;  y las ovejas lo siguen porque conocen su voz. Pero al extraño no seguirán,  sino que huirán de él,  porque no conocen la voz de los extraños.

Si quiero, la respuesta es si

¿Si no quiero seguir a Jesús, no soy llamado?, falso, si escuché el mensaje claro de las Buenas Noticias, si este mensaje tocó mi interior entonces si soy llamado, pero es mi elección ser escogido.

¿Si he decidido no seguir a Jesús, no soy escogido?, ¡no debo apresurarme!, tal vez no sé si mi rechazo es por el mal cristianismo que me han mostrado otras piedra vivas, o tal vez Dios tiene otro momento en que otra piedra chocará contra mí y responderé SI a mi llamado, o simplemente ya estoy reaccionando a su llamado de manera positiva y aun no me he dado cuenta.

Tal vez es una lástima el tener que responder demasiadas preguntas para empezar a actuar en obediencia:

Juan 20:29  Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron y creyeron.

Pero también es cierto que:

Isa 5:13  Por tanto, mi pueblo es llevado cautivo, porque no tiene conocimiento, sus nobles se mueren de hambre y la multitud está seca de sed.

 

Responses (2)

  1. Cualquiera says:

    Revisa tus comentarios, haz afirmado que Dios nos comparte su gloria, y la biblia claramente dice que el no comparte su gloria con nadie !!!!

    • jorge says:

      NO LO DIJE YO, EL TEXTO LO DIJO:
      Rom 8:30 Y a los que Dios destinó desde un principio, también los llamó; y a los que llamó, los hizo justos; y a los que hizo justos, les dio parte en su gloria.